miércoles, 7 de agosto de 2019

Las cocinas de gas

Pese al éxito de las cocinas eléctricas y, más últimamente, de las de inducción y vitrocerámicas, parecía que las cocinas de gas quedaban en el olvido. Sin embargo, gracias al apoyo de los cocineros, las cocinas de gas han ganado adeptos en los últimos años.

Las cocinas de gas


Origen y desarrollo


En 1802 Frederick Wilson cocinó por primera vez con gas. Su cocina era artesana y mucho más limpia que los fuegos a carbón.


Más tarde, se crearon otras cocinas pero eran peligrosas debido a los escapes y explosiones. Por ello, hubo que esperar más de 30 años hasta que apareció en Europa una nueva cocina de gas. 


En Estados Unidos, llegaron en 1860. Sin embargo, seguía existiendo un gran miedo hacia ellas y, en esa época, apareció la cocina eléctrica. 


Las cocinas de gas siguieron teniendo éxito pero quedaron relegadas con las eléctricas. Pese a ello, en el siglo XIX volvieron a coger protagonismo puesto que el sabor que le daban a los alimentos era mejor y se pusieron de moda en los restaurantes.


Ventajas y desventajas


Ventajas:

  • El butano o el propano tienen una potencia mayor a la electricidad y alcanzan el máximo de calor más rápido. 
  • Mantienen la textura y las vitaminas y los nutrientes de lo que se cocine. Por esta razón, es el tipo de cocina elegido por los cocineros profesionales.
  • Permite utilizar varios focos a la vez, pero ahorrando tiempo y dinero, puesto que consumen menos que las eléctricas.
  • Son más sostenibles y emiten menos CO2. 
  • Se puede usar cualquier material en ellas.
  • Ayudan a ahorrar en la factura.


Desventajas:

  • Riesgo a fugas
  • Requieren de más limpieza y mantenimiento.
  • Si tu cocina funciona con butano o propano, tendrás que estar atento a las bombonas o el depósito para no quedarte sin gas.


Funcionamiento


Los fogones de las cocinas poseen un inyector que sirve para adoptar la cocina de un tipo de gas a otro y que deja pasar el gas a través de una cavidad y se mezcla con el aire provocando una combustión. Esta mezcla sale por los quemadores y arde. La intensidad se puede regular mediante una llave de paso


Además, hoy en día poseen un sistema de ignición, el cual permite ahorrar hasta un 40% de gas.


Este tipo de cocina se suelen encender con una llama externa (mechero o cerilla), sin embargo, muchas cocinas vienen ya con estos sistemas incorporados.

0 comentarios:

Publicar un comentario