domingo, 10 de mayo de 2020

10 alimentos que son malos para tu salud (y sus alternativas)

Es fácil confundirse acerca de qué alimentos son saludables y cuáles no. Generalmente preferirás evitar ciertos alimentos si deseas perder peso y prevenir enfermedades crónicas. En este artículo, hay 10 alimentos que generalmente no son saludables, aunque la mayoría de las personas pueden comerlos con moderación en ocasiones especiales sin ningún daño permanente a su salud.

10 alimentos que son malos para tu salud

10 alimentos que son malos para tu salud (y sus alternativas)

1. Bebidas azucaradas
El azúcar agregado es uno de los peores ingredientes en la dieta moderna.

Sin embargo, algunas fuentes de azúcar son peores que otras, y las bebidas azucaradas son particularmente dañinas.

Cuando bebes calorías líquidas, tu cerebro no parece registrarlas como alimento. Por lo tanto, puede terminar aumentando drásticamente tu ingesta total de calorías .

Cuando se consume en grandes cantidades, el azúcar puede impulsar la resistencia a la insulina y está fuertemente relacionado con la enfermedad del hígado graso no alcohólico. También se asocia con varias afecciones graves, como diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Algunas personas creen que las bebidas azucaradas son el aspecto más engordante de la dieta moderna, y beberlas en grandes cantidades puede generar aumento de grasa y obesidad.

Alternativas a las bebidas azucaradas: Bebe agua, gaseosa, café o té en su lugar. Agrega una rodaja de limón al agua o a la soda, puede proporcionar una explosión de sabor.

2. La mayoría de las pizzas
La pizza es una de las comidas chatarras más populares del mundo.

La mayoría de las pizzas comerciales están hechas con ingredientes poco saludables, como masa altamente refinada y carne muy procesada. La pizza también tiende a ser extremadamente alta en calorías.

Alternativas a la pizza: Algunos restaurantes ofrecen ingredientes más saludables. Las pizzas caseras también pueden ser muy saludables, siempre que elija ingredientes saludables.

3. Pan blanco
La mayoría de los panes comerciales no son saludables si se comen en grandes cantidades, ya que están hechos de trigo refinado, que es bajo en fibra y nutrientes esenciales y puede conducir a picos rápidos en el azúcar en la sangre.

Alternativas al pan: Para las personas que pueden tolerar el gluten, el pan Ezekiel es una excelente opción. El pan integral también es más saludable que el pan blanco.

4. La mayoría de los jugos de frutas
A menudo se supone que el jugo de fruta es saludable.

Si bien el jugo contiene algunos antioxidantes y vitamina C, también contiene grandes cantidades de azúcar líquida.

De hecho, el jugo de fruta contiene tanta azúcar como las bebidas azucaradas como Coca-Cola o Pepsi, y a veces incluso más.

Alternativas a los zumos de frutas: Se ha demostrado que algunos jugos de frutas tienen beneficios para la salud a pesar de su contenido de azúcar, como los jugos de granada y arándano.

Sin embargo, estos deben considerarse suplementos ocasionales, no una parte cotidiana de tu dieta.

5. Cereales endulzados para el desayuno 
Los cereales para el desayuno son granos de cereales procesados, como trigo, avena, arroz y maíz.

Son especialmente populares entre los niños y con frecuencia se comen con leche.

Para hacerlos más sabrosos, los granos son tostados, desmenuzados, pulpados, enrollados o en escamas. Generalmente tienen un alto contenido de azúcar agregada.

El principal inconveniente de la mayoría de los cereales para el desayuno es su alto contenido de azúcar añadido. Algunos son tan dulces que incluso podrían compararse con los dulces.

Alternativas a los cereales azucarados: Elige cereales para el desayuno que sean ricos en fibra y bajos en azúcar agregada. Aún mejor, haz tu propia papilla de avena desde cero.

6. Alimentos fritos o a la parrilla
Freír y asar a la parrilla son algunos de los métodos de cocción poco saludables.

Los alimentos cocinados de esta manera son a menudo muy sabrosos y ricos en calorías. Varios tipos de compuestos químicos no saludables también se forman cuando los alimentos se cocinan a fuego alto.

Muchos productos químicos formados durante la cocción a altas temperaturas se han relacionado con un mayor riesgo de cáncer y enfermedades cardíacas.

Alternativas a los alimentos fritos y a la parrilla: Para mejorar su salud, elija métodos de cocción más suaves y saludables, como hervir, guisar, escaldar y cocinar al vapor.

7. Pasteles y galletas
La mayoría de los pasteles, galletas y pasteles no son saludables si se comen en exceso.

Las versiones empaquetadas generalmente se hacen con azúcar refinada, harina de trigo refinada y grasas agregadas. A veces se agrega manteca, que puede ser alta en grasas trans poco saludables.

Estas delicias pueden ser sabrosas, pero casi no tienen nutrientes esenciales, muchas calorías y muchos conservantes.

Alternativas a galletas y pasteles: Si no puedes mantenerte alejado del postre, aprovecha el yogur griego, la fruta fresca o el chocolate negro.

8. Papas fritas
Las papas blancas enteras son muy saludables, sin embargo, no se puede decir lo mismo de las papas fritas.

Estos alimentos tienen muchas calorías y es fácil comerlas en exceso.

Varios estudios relacionan las papas fritas y las papas fritas con el aumento de peso.

Alternativas a las papas fritas: Las papas se consumen mejor hervidas, no fritas. Si necesitas algo crujiente para reemplazar las papas fritas, prueba con zanahorias o nueces.

9. Comida chatarra sin gluten
Mucha gente hoy en día intenta activamente evitar el gluten.

Sin embargo, las personas a menudo reemplazan los alimentos saludables que contienen gluten con alimentos procesados ​​que no contienen gluten.

Estos productos de reemplazo sin gluten a menudo son ricos en azúcar y granos refinados como el almidón de maíz o el almidón de tapioca. Estos ingredientes pueden desencadenar picos rápidos en el azúcar en la sangre y son bajos en nutrientes esenciales.

Alternativas a la comida chatarra sin gluten: Elige alimentos que sean naturalmente libres de gluten, como alimentos vegetales y animales sin procesar.

10. Néctar de agave
El néctar de agave es un edulcorante que a menudo se comercializa como saludable.

Sin embargo, es altamente refinado y extremadamente alto en fructosa. Las altas cantidades de fructosa de los edulcorantes añadidos pueden ser absolutamente desastrosas para la salud.

De hecho, el néctar de agave es aún más rico en fructosa que muchos otros edulcorantes.

Mientras que el azúcar de mesa es 50% de fructosa y el jarabe de maíz alto en fructosa alrededor del 55%, el néctar de agave es 85% de fructosa.

Alternativas al néctar de agave: La stevia y el eritritol son alternativas saludables, naturales y sin calorías.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Artículos relacionados