Mostrando entradas con la etiqueta Alimentos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alimentos. Mostrar todas las entradas

domingo, 20 de octubre de 2019

5 consejos nutricionales y para un otoño saludable

A medida que las hojas caen y la temperatura baja, muchas personas se ven desafiadas a mantener una dieta saludable. Usa estos consejos y recetas de www.recetisima.net/ para mantenerte equilibrado y bien nutrido.

5 consejos nutricionales y para un otoño saludable

5 consejos nutricionales y para un otoño saludable

Aprovecha el poder de los tubérculos
La mayoría de los tubérculos están disponibles todo el año, pero están en su apogeo desde el otoño hasta la primavera. Las gemas subterráneas como el ajo, la cebolla, el jengibre, los nabos, las zanahorias, las batatas, las remolachas y las pastinacas brindan un amplio sabor y nutrientes durante los meses más fríos. Muchos tubérculos están cargados de ácido fólico, que es clave para el crecimiento celular y el metabolismo, y betacaroteno, que ayuda a la visión y al crecimiento óseo.

Agrega alimentos antiinflamatorios
Durante el otoño, una gran cantidad de alérgenos puede provocar resfriados y estornudos, por lo que es importante ingerir alimentos antiinflamatorios. Los alimentos de temporada ricos en quercetina, como las manzanas y las cebollas, ayudan a bloquear la liberación de histaminas, que son las sustancias responsables de las reacciones alérgicas.

Frecuenta el mercado de agricultores
Obtén más información sobre los productos de temporada, conéctate con tus alimentos y mejora tu salud con una visita al mercado local de agricultores. Muchos agricultores cultivan los productos más nutritivos posibles a través de técnicas sostenibles. Cosechan los productos justo antes de ir al mercado y, a menudo, son fruas y verduras orgánicas. Los alimentos disponibles en los mercados de agricultores locales dependerán de lo que crezca en tu región geográfica. Como pauta general, algunos alimentos a tener en cuenta durante el otoño son las manzanas, los arándanos, los higos, las uvas, las peras, los caquis, las granadas, los champiñones, las calabazas, las coles de bruselas y las verduras de hoja verde como la acelga, la lechuga romana, la col rizada y las acelgas.

Come granos enteros y semillas
Otro grupo de alimentos óptimo para el otoño incluye granos enteros y nutritivos (cebada, arroz integral, kamut, espelta, teff, farro) o alimentos que son técnicamente semillas pero que se usan como granos como el amaranto, el arroz silvestre, el trigo sarraceno (kasha), el mijo, la quinoa. Estos alimentos apoyan una buena nutrición y salud con sus altos niveles de vitaminas B, que ayudan a mejorar el estado de ánimo y reducen la ansiedad, la depresión y el trastorno afectivo estacional. A diferencia de los granos procesados ​​o refinados, los granos enteros sin refinar mantienen tu fibra reductora del hambre y la vitamina E que combate la inflamación. Agrega granos y semillas al relleno, sopas, guisos o ensaladas.

Prueba nuevas recetas
No hay mejor manera de disfrutar la verdura de estación que probando nuevas recetas. Las siguientes tres recetas están llenas de sabores y nutrientes de otoño.

Receta : Sopa de lentejas de otoño con verduras marchitas

Ingredientes:
2 tazas de lentejas rojas, enjuagadas
2 tallos de apio
1 cebolla, amarilla o blanca
2 zanahorias picadas
1 cucharada de jengibre, recién rallado
3 dientes de ajo picados
1 1/2 cucharaditas de comino molido
1/2 cucharadita de cilantro molido
5 tazas de caldo de verduras
2 cucharadas de aceite de semilla de uva
3 tazas de verduras frescas mixtas (col rizada roja de invierno, acelgas o espinacas)
Sal marina (opcional)

Preparación:
Enjuagar bien las lentejas.
Calentar el aceite de semilla de uva en una sartén para saltear a fuego medio.
Una vez que la sartén esté caliente, agregar ajo picado, zanahorias, apio, cebolla y jengibre rallado. Cocinar hasta que las cebollas estén translúcidas.
Agregar especias, caldo de verduras y las lentejas. Cocinar a fuego lento. Cubrir y dejar cocinar de 30 a 35 minutos hasta que las lentejas estén suaves.

Mientras se cocinan las lentejas, agregar las verduras mixtas a una vaporera y cubrir hasta que se marchiten durante aproximadamente 2 minutos.

Receta : Ensalada de caqui y granada

Ingredientes para ensalada:
8 tazas de verduras mixtas (por ejemplo, rúcula y acelgas)
4 caquis fuyu maduros, en rodajas finas
2 granadas, sin semillas
1 taza de nueces tostadas

Ingredientes para vinagreta:
4 cucharaditas de vinagre de vino tinto
2 cucharaditas de jugo de limón
Sal marina, rociada
Pimienta negra, guión
1/2 taza de aceite de oliva virgen extra

Preparación de la vinagreta:
En un tazón pequeño, batir el vinagre de vino tinto, el jugo de limón, la sal y la pimienta.
Batir lentamente el aceite de oliva virgen extra.

Preparación de la ensalada:
Cortar en rodajas finas los caquis. Cortar las granadas por la mitad. Con una cuchara de madera, sostener cada mitad sobre un tazón y golpear la parte posterior de la fruta. Esto eliminará las semillas fácilmente.
Colocar las verduras en un tazón grande, agregar caquis en rodajas, granadas y nueces tostadas. Rociar con la vinagreta.

Receta : Mijo matutino con manzanas con canela, arándanos y almendras

Ingredientes:
1 taza de mijo
2 tazas de agua
1 manzana orgánica, en rodajas
2 cucharadas de arándanos secos
Canela
Almendras picadas o en rodajas
1/2 taza de leche de elección (Por ejemplo leche de almendras y vainilla sin azúcar)

Preparación:
Enjuagar el mijo bajo agua fría en un colador de malla fina.
Colocar las semillas húmedas en una sartén para saltear. Cocinar a fuego medio.
Cubrir y cocinar a fuego lento durante 20 minutos hasta que el agua se haya evaporado y las semillas se hayan separado.

sábado, 5 de octubre de 2019

Alimentos saludables para niños

NO OFRECER comida insana a nuestros niños es distinto de PROHIBIR comerla. Entendamos las diferencias y reflexionemos unos minutos. Es habitual que cuando se lanza un mensaje de advertencia a los adultos sobre qué cosas se deben o no ofrecer a nuestros pequeños, salten personas diciendo frases tipo: "un día es un día", "cómo le vas a prohibir a los niños X", "pobres niños"...
Este tipo de expresiones evidencian que no se ha entendido el mensaje de qué significa no ofrecer y las diferencias con prohibir.
 Actualmente vivimos en un entorno que propicia que comamos mal, especialmente destacable en nuestros niños. Pero además de la influencia/contagio del entorno, somos los adultos los que les iniciamos en la mayoría de estos malos hábitos, bien sea por imitación (si nosotros tampoco nos alimentamos bien) o bien sea porque les ofrecemos cierto tipo de productos insanos sin que nos los hayan pedido, iniciándoles en el hábito, ya que las preferencias alimentarias se adquieren en los primeros años de vida. Os pongo algunos ejemplos para que entendáis a qué me refiero:
 - En los bebés: ¿Quién decide darles por primera vez galletas, petit suisse, gusanitos...? ¿Los pide el bebé (que aún no sabe ni hablar) o somos los adultos los que se lo ofrecemos?
 - En los cumpleaños infantiles: ¿Quién decide qué comida se sirve en la celebración o si se lleva algo y qué se lleva a los compañeros del colegio? ¿Son los niños o somos los adultos? Si vamos a un cumpleaños de un adulto... ¿Hay comida o hay chuches, snacks salados de todo tipo, sándwiches de nutella, refrescos...? ¿Por qué en las celebraciones infantiles ofrecemos sustancias comestibles en lugar de comida como hacemos en las celebraciones de los adultos?
 - Cuando un niño entra en un comercio y la persona que atiende le ofrece una piruleta, un caramelo... ¿Lo pide el niño o se lo ofrece un adulto? ¿Por qué solo se le ofrecen a los niños? - Cuando un familiar va de visita a una casa donde hay niños y les trae cualquier chuche, dulce, snack salado... ¿Es porque el niño lo ha pedido o ha sido decisión de un adulto?
 - Cuando le compramos a un niño todo tipo de productos insanos (colacao, galletas, magdalenas, bollos con pepitas de chocolate, cereales azucarados...) para el desayuno.... ¿La primera vez que se los ofrecemos es porque nos lo han pedido? 
- Cuando en un colegio se plantea en el calendario de tentempiés de media mañana, el día de las galletas o el de la repostería, o si el menú escolar es poco saludable... ¿Es decisión del niño comer así o somos los adultos los culpables?
 - Cuando el niño va al parque y se le lleva de merendar bollería, galletas, bebibles, zumos, chocolatinas, gusanitos... ¿Es porque lo ha pedido el niño o lo ha decidido un adulto? ¿Los adultos merendamos estas cosas? - Cuando se va a comer a un restaurante y hay un menú infantil (formado por comida basura) que nada tiene que ver con el menú de los adultos (formado por comida "normal")
¿Es decisión del niño o de los adultos? Cuando le ofrecemos a un bebé o niño pequeño cualquier dulce o snack para que esté tranquilito en la silla y no moleste... ¿Lo ha pedido el niño o somos nosotros los que se lo ofrecemos?
 - Cuando premiamos al niño con dulces o comida basura si "se porta bien" o si se come la comida que hay ese día... ¿Lo ha pedido el niño o se lo ofrecemos los adultos? Podría seguir pero la lista sería interminable. Son solo ejemplos de que somos LOS ADULTOS los que iniciamos a nuestros pequeños en los malos hábitos alimentarios y luego, una vez establecidas estas preferencias alimentarias, ya demandan ellos este tipo de alimentos (de por vida).
 ¿Quiere decir esto que si no les ofrecemos alimentos insanos les estamos prohibiendo comerlos? NO. No viven en una burbuja. Si los niños tienen a su alcance por el motivo que sea cualquier alimento insano y manifiestan su deseo de comerlo, no se lo vamos a prohibir, ni le vamos a hacer ningún tipo de comentario, ni se lo vamos a quitar de las manos. Pero lo que sí debemos intentar es CREAR ENTORNOS SALUDABLES en la medida de nuestras posibilidades (no tener alimentos insanos en casa, no comer alimentos insanos nosotros, elegir bien el cole y sus normas sobre alimentación o sino intentar cambiarlas, hablar con los familiares sobre ciertos hábitos...) para crearle unas buenas preferencias alimentarias que les acompañarán el resto de su vida. Solo de esa forma el consumo de estos alimentos insanos será realmente ocasional y no diario, como ocurre actualmente, donde nuestros pequeños ingieren más productos que alimentos.

Alimentos saludables para niños

sábado, 7 de septiembre de 2019

Comer y dormir

La composición de algunos alimentos y hábitos dietéticos inadecuados se hallan en la raíz de muchos trastornos del sueño. La actividad del organismo durante la noche depende en forma conjunta y significante de la ingesta de alimentos.

Hay alimentos que por su particular composición nutritiva y según la cantidad ingerida afectan al sistema nervioso y tienen una acción directa sobre el sueño, algunos promueven el sueño y otros ayudan a permanecer despierto.


Los nutrientes que aumentan la síntesis de neurotransmisores y hormonas estimulantes del sistema nervioso central -dopamina, adrenalina y noradrenalina- dificultan el sueño; por el contrario, los que favorecen la liberación de reguladores relacionados con la sensación de relajación -melatonina, serotonina-, inducen al sueño.

Evitar las comidas abundantes y mejor tomar un refrigerio ligero antes de acostarse son dos consejos básicos para evitar el insomnio.

Comer y dormir: Alimentos que facilitan el sueño:

Cereales: arroz, pasta, pan, avena, cuscús, maíz.
Legumbres: judías, lentejas, garbanzos, soja.
Verduras y hortalizas: judías verdes, guisantes, berenjena, apio, tomate, papas, ajo, cebolla, lechuga, aguacate.
Frutas: plátano, ciruelas, nueces, avellanas, higos, melón, aguacate, dátiles.
Varios: leche, pavo, germen de trigo y levadura de cerveza. Omega 3 (pescado azul).
Infusiones relajantes que pueden ayudar a dormir: valeriana, tila, pasiflora, azahar, melisa y manzanilla.

Comer y dormir

miércoles, 3 de julio de 2019

Lo malo de los carbohidratos

Uno de los más importantes hallazgos científicos en las décadas recientes tiene que ver con el hecho de que las grasas no aumentan de peso y que realmente a quien hay que culpar de las grandes panzas es a los carbohidratos.

En pocas palabras, la pasta y el pan son el origen de la gordura. Se ha comprobado que a pesar de que lleves una buena dieta, si tu consumo de carbohidratos es alto no vas a bajar de peso. La razón es que los carbohidratos hacen que nuestros niveles de insulina se descontrolen, y a su vez, que nuestras células grasas incrementen. Sin embargo, su consumo es esencial porque llevan energía a todas las células del organismo ¿cómo? descomponiéndose en azúcares que el cuerpo absorbe y pasan a la corriente sanguínea.

Los niveles de insulina en el torrente sanguíneo están determinados por la cantidad de carbohidratos que consumes. Los carbohidratos más fáciles de digerir son los que te ponen más gordo. Los peores carbohidratos para tu salud son: Alimentos preparados con harina refinada como pasta, pan y cereales; y carbohidratos líquidos como refrescos, cerveza y jugos de fruta.

En el best seller del New York Times, “Why We Get Fat: And What to Do About It”, el científico Gary Taubes afirma que la confusión sobre que las grasas engordaban y los carbohidratos no, nos ha llevado a la gran epidemia de obesidad que sufren nuestras sociedades. En el caso específico de México, la gran mayoría consumimos más carbohidratos de los que nuestro cuerpo quema, a ello se debe los altos índices de obesidad.

En conclusión, los regimenes bajos en calorías te harán bajar más peso, y la disminución en el consumo de grasas no hará nada para que disminuyas de talla, como se creía antes. Además, si tratas de comer mejor recuerda no recurrir a los consejos de las grandes industrias que lo único que buscan es vender más y no te dan la información que realmente necesitas. Lo más importante en una buena dieta es ser persistente y constante, se trata de seguimiento y transformación de los hábitos.

CONSUMO SEGÚN LA ACTIVIDAD FÍSICA:
La cantidad de carbohidratos que una persona debe ingerir en forma diaria para satisfacer sus necesidades enérgicas depende estrictamente de la cantidad de actividades que realice durante lajornada.

TIPOS DE CARBOHIDRATOS

Lo malo de los carbohidratos

COMPUESTOS: Que a su vez se dividen en Fibras y Féculas. Tu dieta debe ser más rica en éste tipo de carbohidratos.
Ejemplos: Espinacas, cebada, pomelos, nabo, alforfón, manzanas, lechuga, ciruelas, salvado de avena, albaricoques, calabacín, avena, peras, espárragos, alcachofas, fresas, arroz, apio, pan multigrano, zanahorias, pepinos, frijol pinto, patatas, eneldo, encurtidos, yogurth bajo en grasa, soja, la leche descremada, rábanos, lentejas, brócoli, coles de bruselas, coliflor, frijoles, berenjena, leche de soja, tomates, etc.

SIMPLES: Tu dieta nunca debe excederse en estos carbohidratos, en general los contiene la comida procesada.
Ejemplos: El azúcar de mesa, jugo de frutas, dulces, pasteles, pa y pasta hechos con harina blanca, refrescos, los cereales que vienen empaquetados, etc.

domingo, 21 de abril de 2019

8 consejos para una alimentación saludable

Estos 8 consejos prácticos cubren los aspectos básicos de una alimentación saludable y pueden ayudarte a tomar decisiones más saludables a la hora de la comida.

La clave para una dieta saludable es comer la cantidad correcta de calorías para cubrir las actividades diaria, de modo que equilibre la energía que consumes con la energía que gastas.

Si comes o bebes más de lo que el cuerpo necesita, aumentarás de peso porque la energía que no utiliza se almacena como grasa.

También debes comer una amplia variedad de alimentos para asegurarte de recibir una dieta equilibrada y que tu cuerpo obtenga todos los nutrientes que necesita.

Se recomienda que los hombres consuman alrededor de 2.500 calorías por día. Las mujeres deben obtener alrededor de 2,000 calorías por día.

Aquí te dejamos 8 consejos para una alimentación saludable y te recomendamos conocer más sobre salud y alimentos en la mejor revista de alimentación online de la web.

8 consejos para una alimentación saludable

8 consejos para una alimentación saludable

1. Basa tus comidas en carbohidratos con alto contenido de fibra y almidón
Los carbohidratos con almidón deben constituir un poco más de un tercio de los alimentos que consumes. Se incluyen patatas, pan, arroz, pastas y cereales.

Elije variedades más altas de fibra o de cereales integrales, como la pasta de trigo integral, el arroz integral o las papas con la piel puesta. Estas contienen más fibra que los carbohidratos almidonados blancos o refinados y pueden ayudarte a sentirte satisfecho por más tiempo. Trata de incluir al menos una comida con almidón en cada comida principal.

Observa las grasas que agregas cuando cocinas o sirve estos tipos de alimentos porque eso es lo que aumenta el contenido de calorías, por ejemplo, aceite en papas fritas, mantequilla en el pan o salsas cremosas en la pasta.

2. Comer mucha fruta y verdura
Se recomienda comer al menos 5 porciones de frutas y verduras todos los días. Pueden ser frescas, congeladas, enlatadas, secas o en jugo.

Llegar a cinco variedades es más fácil de lo que parece. ¿Por qué no cortar una banana sobre el cereal de desayuno o cambiar la merienda habitual de media mañana por un pedazo de fruta fresca?

Una porción de frutas y verduras frescas, enlatadas o congeladas es de 80 gr. Una porción de fruta seca es de 30 gr.

Un vaso de 150 ml de jugo de frutas, jugo de vegetales o batido también cuenta como una porción, pero limita la cantidad que tiene a no más de un vaso por día ya que estas bebidas son azucaradas y pueden dañar los dientes.

3. Comer más pescado
El pescado es una buena fuente de proteínas y contiene muchas vitaminas y minerales.

Intenta comer al menos 2 porciones de pescado a la semana, incluyendo al menos 1 porción de pescado azul.

Los pescados grasos son ricos en grasas omega-3, lo que puede ayudar a prevenir enfermedades del corazón.

Los pescados aceitosos incluyen:
  • salmón
  • trucha
  • arenque
  • sardinas
Los pescados no aceitosos incluyen:
  • bacalao
  • atún
  • merluza
Puedes elegir entre frescos, congelados y enlatados, pero recuerda que el pescado enlatado y ahumado puede tener un alto contenido de sal.

La mayoría de las personas deberían comer más pescado, pero existen límites recomendados para algunos tipos de pescado.

4. Reduce el consumo de grasas saturadas y azúcar
Grasas
Necesitas un poco de grasa en tu dieta, pero es importante prestar atención a la cantidad y el tipo de grasa que estás comiendo.

Hay dos tipos principales de grasa: saturada y no saturada. Demasiada grasa saturada puede aumentar la cantidad de colesterol en la sangre, lo que aumenta el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.

En promedio, los hombres no deben ingerir más de 30 gramos de grasa saturada al día. y las mujeres no más de 20 gramos de grasa saturada al día.

Los niños menores de 11 años deben comer menos grasas saturadas que los adultos, pero una dieta baja en grasas no es adecuada para niños menores de 5 años.

La grasa saturada se encuentra en muchos alimentos, tales como:
  • cortes grasos de carne
  • salchichas
  • mantequilla
  • queso duro
  • crema
  • pasteles
  • galletas
  • manteca de cerdo
Trata de reducir el consumo de grasas saturadas y elije alimentos que contengan grasas no saturadas, como aceites y grasas vegetales, pescados grasos y aguacates.

Para una elección más saludable, usa una pequeña cantidad de aceite vegetal o de oliva para untar en lugar de mantequilla.

Cuando comas carne, elige cortes magros y corta la grasa visible.

Todos los tipos de grasa son altos en energía, por lo que solo deben consumirse en pequeñas cantidades.

Azúcar
El consumo regular de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar aumenta el riesgo de obesidad y de caries.

Los alimentos y bebidas azucarados a menudo son altos en energía, y si se consumen con demasiada frecuencia pueden contribuir al aumento de peso. También pueden causar caries en los dientes, especialmente si se comen entre las comidas.

Muchos alimentos y bebidas envasados ​​contienen cantidades sorprendentemente altas de azúcar que debes reducir, en lugar del azúcar que se encuentra en las frutas y la leche; estos son algunos de los ejemplos más claros:
  • bebidas azucaradas 
  • cereales azucarados para el desayuno
  • postres
  • galletas
  • snacks dulces
  • pasteles y pudines
Las etiquetas de los alimentos pueden ayudar. Úsalos para verificar la cantidad de azúcar que contienen los alimentos.

Más de 22.5 gr de azúcares totales por 100 gr significa que el alimento tiene un alto contenido de azúcar, mientras que 5 gr de azúcares totales o menos por 100 gr significa que el alimento es bajo en azúcar.

5. Comer menos sal
Comer demasiada sal puede aumentar tu presión arterial. Las personas con presión arterial alta tienen más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca o de sufrir un derrame cerebral.

Incluso si no agregas sal a la comida, aún puedes estar comiendo demasiado.

Alrededor de tres cuartas partes de la sal que comes ya está en la comida cuando la compras, como sopas, panes y salsas.

Usa las etiquetas de los alimentos para ayudar a reducir. Más de 1.5 gr de sal por 100 gr significa que el alimento tiene un alto contenido de sal.

Los adultos y los niños de 11 años o más no deben comer más de 6 gr de sal (aproximadamente una cucharadita) por día. Los niños más pequeños deberían ingerir incluso menos.

6. Mantente activo y mantén un peso saludable
Además de comer de manera saludable, el ejercicio regular puede ayudar a reducir el riesgo de contraer enfermedades graves. También es importante para tu salud y bienestar en general.

Tener sobrepeso u obesidad puede llevar a condiciones de salud, como diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer, enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares. Tener bajo peso también podría afectar tu salud.

La mayoría de los adultos necesitan perder peso comiendo menos calorías.

Si estás tratando de perder peso, intenta comer menos y ser más activo. Comer una dieta saludable y equilibrada puede ayudarte a mantener un peso saludable.

Si estás preocupado por tu peso, consulta a tu médico de cabecera o a un dietista.

7. No tengas sed
Necesitas beber mucho líquido para evitar deshidratarte. Se recomienda beber de 6 a 8 vasos todos los días. Esto, además del líquido que obtienes de los alimentos que consumes.

Todas las bebidas no alcohólicas cuentan, pero el agua, la leche con menos grasa y las bebidas con menos azúcar, incluido el té y el café, son las opciones más saludables.

Trata de evitar las bebidas azucaradas suaves y con gas, ya que son altas en calorías. También son malas para tus dientes.

Recuerda beber más líquidos durante los días de calor o al hacer ejercicio.

8. No te saltes el desayuno
Algunas personas se saltan el desayuno porque creen que les ayudará a perder peso.

Pero un desayuno saludable rico en fibra y bajo en grasa, azúcar y sal puede formar parte de una dieta equilibrada y puede ayudarte a obtener los nutrientes que necesitas para una buena salud.

Un desayuno integral, más bajo en azúcar, con leche semidesnatada y fruta cortada en la parte superior es un desayuno sabroso y más saludable.

lunes, 25 de marzo de 2019

Recetas saludables de batidos

Parece que hay infinitas opciones a la hora de crear batidos. ¿Pero qué es lo que distingue a un batido “sano” del resto? Las cucharadas de helado o las versiones de smoothies sin grasa no cumplen con los criterios necesarios para comer más green, sano y natural. Un batido saludable debe mantenerte bien hidratado y debe incluir proteínas, tipos saludables de carbohidratos y grasas buenas para alimentar su cuerpo.

Desde bebidas para el desayuno llenas de bayas, hasta refrescos de verduras verdes, aquí te brindamos las mejores recetas de batidos para preparar utilizando la mejor batidora de vaso. Todos son ricos en vitaminas y antioxidantes y, lo mejor de todo, no escatiman en sabor.

Recetas saludables de batidos

Recetas saludables de batidos

1. Batido de plátano y mantequilla de maní
Este batido de mantequilla de maní es una combinación clásica, pero muy buena, proporciona energía duradera y es una excelente manera de comenzar el día. Busca la mantequilla de maní natural que no contenga azúcar agregada ni aceites hidrogenados.
Advertencia para alérgicos: contiene cacahuetes.

Ingredientes:
1 plátano
1 cucharada de mantequilla de maní natural
10 onzas de leche (de almendra, de lino o leche de vaca baja en grasa)

Luego de utilizar la batidora smoothie para preparar este batido, rociar con miel para una guarnición dulce.

2. Batido de fresa, plátano y soja
Si amas lo dulce puedes aumentar tu ingesta de proteínas con este batido de frutas de soja exquisito. La soja es una alternativa saludable a los lácteos y otras fuentes de proteínas grasas. Además, la soya está vinculada a la reducción del colesterol malo y está repleta de poderosos antioxidantes.

Ingredientes:
1 taza de leche de soja (con sabor a vainilla, si se prefiere)
5 onzas de tofu
1 plátano (cortado en trozos)
2 tazas de fresas frescas (en rodajas)
2 cucharaditas miel

3. Batido antioxidante de arándanos
Los arándanos no solo son deliciosos, sino que también son una fuente poderosa de antioxidantes, este smoothie es además de sano, delicioso. Es importante recordar que contiene lácteos, por si no eres tolerante a la lactosa.

Ingredientes:
1 taza de arándanos
1/2 taza de yogur natural
1 taza de leche baja en grasa
1 cucharada de leche condensada

4. Batido de aguacate y frambuesa
Esta combinación puede parecer extraña, pero el aguacate cremoso controla la acidez de este smoothie. Además de las cargas de potasio del aguacate, esta bebida proporciona vitamina C, fibra y antioxidantes que pueden ayudar a combatir el desarrollo de ciertos tipos de cáncer.

Ingredientes:
1 aguacate (pelado y picado)
3/4 taza de jugo de naranja
3/4 taza de jugo de frambuesa
1/2 taza de frambuesas

5. Batido De Tomate
No se pueden negar las propiedades saludables de los tomates. Repleto de vitaminas A, C y K, los tomates pueden promover una piel saludable, mejorar la regulación del azúcar en la sangre, combatir el cáncer y mejorar la visión, entre tantos beneficios.

Ingredientes:
2 tazas de tomates
1/2 taza de jugo de tomate
1/4 taza de jugo de manzana
1/2 taza de zanahorias
1/4 taza de apio
Salsa picante (a gusto)
2 tazas de hielo

6. Kale Smoothie
La col rizada es un súper alimento, rico en antioxidantes, fibra y vitamina A. Pero también puede tener una textura resistente, lo que puede hacer que la mezcla de las hojas para un batido sea un poco difícil. Para obtener una textura cremosa, conviene empapar las hojas de col rizada en agua primero, luego agregar el agua restante a la mezcla.

Ingredientes:
4 a 5 hojas de col rizada
2 plátanos
1 taza de arándanos
Rodajas de pepino

7. Batido de mango de papaya
Entre los ingredientes del healthy lifestyle se enumeran los mangos, junto con los melones y los albaricoques, como buenas fuentes de vitamina A. Ricos en hierro y antioxidantes, los mangos también ayudan con la indigestión. Al igual que los mangos, las papayas también contienen enzimas que ayudan en la digestión. Las papayas también proporcionan una gran fuente de fibra.
Advertencia para alérgicos: contiene lácteos y frutos secos.

Ingredientes:
1 mango (pelado y picado)
1 papaya (pelada y sin semillas)
2 tazas de yogur natural
2 cucharadas de jugo de limón fresco
3 cucharadas de miel (a gusto)
1/4 cucharadita de extracto de almendra

8. Batido de plátano colada
Dale la bienvenida al fin de semana con un refrescante batido de plátano colada. Esta versión no alcohólica del cóctel junto a la playa reemplaza el alcohol con la piña para un tratamiento de verano relajante.

Ingredientes:
2 plátano
4 onzas de crema de coco
8 onzas de zumo de piña
3 tazas de hielo picado

Espolvorear copos de coco en la parte superior después de mezclar para decorar. Agregar yogur griego para obtener una versión más cremosa que también agregue proteínas a nuestra receta saludable.

9. Batido de proteína de suero
Este batido es rico en proteínas y potasio, por lo que es una bebida ideal para los atletas. La proteína del suero ayuda a reparar y construir tejido muscular y proporciona energía. Este batido es una excelente manera de repostar después de un entrenamiento duro.
Advertencia de alergia: contiene lácteos.

Ingredientes:
1 taza de yogur
1 taza de leche baja en grasas
1 plátano
1 cucharada de proteína de suero en polvo
1/2 taza de hielo

Más consejos para mantenerte saludable:
  • No te saltes el desayuno. En nuestras rutinas cada vez más aceleradas, es fácil saltarse la primer comida del día. Pero cortar el desayuno significa que estás perdiendo combustible en tu cuerpo. Además, puedes terminar comiendo en exceso en el almuerzo para compensar el hambre.
  • Mantén un diario de alimentos. Registra lo que comes, junto con cuánto, dónde lo comiste y cómo te sentiste mientras comías. Puede ser una forma efectiva de establecer buenos hábitos alimenticios. Además un diario puede ayudar a tu médico a diseñar un plan que cumpla con sus objetivos, como comer para estimular tu sistema inmunológico.

sábado, 17 de noviembre de 2018

Carne de caballo, corte y despiece

El hombre viene consumiendo carne de caballo desde hace más de 10,000 años, en la actualidad, si tenemos en cuenta, que el potro, pasados dos años es considerado caballo, digamos que la siguiente infografía sobre los cortes comestibles de este animal, son validos para ambos, ya que, se hacen los mismos cortes, tanto como potro y caballo. A diferencia de lo que mucha gente cree, la carne de caballo, es muy saludable, para empezar, su condición de cría, a diferencia de otros animales donde se explota su carne, no son criados de manera masificada debido a que su consumo no es tal, por lo tanto, su cría es mas cuidada y por lo general más artesanal y controlada muy de cerca. Su alimentación se reduce a leche materna, pastos, cebada y avena. Su diferencia principal con la carne de otros animales, es su bajo contenido en grasa y calorías, también lo es, su alto valor proteíco y su gran aportación de hierro, el hierro más absorbible por el cuerpo humano, que supera hasta en un 300% más que otras carnes, se convierte así, en muy recomendable para personas con bajo contenido de hierro en su organismo. Los principales productores en el mundo son China con 170,848 toneladas, Kazajistán con 73,088 toneladas y México con 69,130 toneladas por año y los mayores consumidores, Rusia con 28,574 toneladas, Italia con 28,232 toneladas y Bélgica con 25,480 toneladas al año. Así, desde un punto de vista dietético, además de lo mencionado, posee muchas vitaminas A, C y las vitaminas hidrosolubles, las del grupo B principalmente, contiene ácido fólico y es rica en ácidos grasos esenciales omega 3, lo que la hace altamente recomendable para su consumo habitual, y del punto de vista del paladar, ni que decir, carne firme y tierna para todos los usos culinarios según su uso. Por ejemplo, por cada 100 gramos de carne de caballo contra 100 gramos de vaca las diferencias son notables:

Caballo / Vaca:

Grasas 9% / 20%
Grasas saturadas 10% / 25%
Colesterol 23% / 31%
Sodio 2% / 3%
Proteínas 56% / 53%

Las diferencias saltan a la vista, esto no quiere decir, que dejes de consumir ternera, ni que comas todos los días carne de potro o caballo hasta acabar las existencias del mercado, lo mejor, siempre acudir a un carnicero de confianza y con un consumo responsable y equilibrado, como se debe hacer con cualquier otro tipo de alimento.

Carne de caballo, corte y despiece

Carne de caballo, corte y despiece

sábado, 27 de mayo de 2017

Alimentos ecológicos y desperdicio alimentario

El post de hoy no será una receta como los tenemos acostumbrados, en este artículo vamos a hablar sobre desperdicios alimentarios y sobre la necesidad de consumir más alimentos ecológicos que sean amigables con el medio ambiente, en lugar de consumir productos, muchas veces de peor calidad, de marcas reconocidas que no tienen conciencia sobre la sostenibilidad de los recursos del planeta y que producen en cantidades mucho mayores a la cantidad de venta, lo cual hace que terminen desperdiciando enormes cantidades de alimentos que no son vendidas en el mercado.
Para hablarles de alimentos ecológicos y empresas conscientes frente a la problemática del deterioro del medio ambiente, tomamos como ejemplo la empresa española Vrai, cuyos productos lácteos ecológicos apelan al desarrollo sostenible del planeta, que ya no es una opción de vida, sino que es un compromiso y una obligación de todos, consumidores y productores. Esta iniciativa empresarial vanguardista de España produce y comercializa los productos que deseas consumir, respetando el medio ambiente y cuidando el futuro legado a nuestros sucesores.
Un emprendimiento ejemplar que vale la pena compartir con ustedes, ya que nos da las pautas de la empresa ecosostenible que queremos para nuestro futuro a nivel mundial.
Pero además de cuidar el medio ambiente, comprando de manera consciente, como consumidores, cocineros y comensales, debemos de tomar conciencia del desperdicio alimenticio que generamos, para intentar revertir esta situación, aquí les dejamos 10 tips y consejos para disminuir el desperdicio alimentario. Si te gusta, comparte este post con tus contactos para que tomen conciencia y logren disminuir sus desechos alimentarios!

Alimentos ecológicos y desperdicio alimentario

1 - Planifica qué necesitas para cocinar.
2 - Compra los alimentos en función del presupuesto.
3 - Sirve pequeñas cantidades en el plato.
4 - Reutiliza alimentos sobrantes, incluyéndolos en las recetas de las comidas posteriores.
5 - Presta atención a los consejos de almacenamiento de los alimentos y cuida los alimentos.
6 - Vigila el estado de la nevera.
7 - Cuida que no se te pase la fecha de consumo preferente o caducidad.
8 - Congela tu comida restante cuando esté fría.
9 - Invita a tus amigos a comer.
10 - Consume alimentos ecológicos, de empresas responsables y ecofriendly, como los lácteos ecológicos de la marca Vrai!