Mostrando entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Historia. Mostrar todas las entradas

domingo, 26 de septiembre de 2021

Historia del pan

Los panes son un alimento milenario en la historia del hombre. Éste se encuentra en todas las épocas y en todas las crisis del mundo.

Los primeros indicios del pan vienen del Mediterráneo. Era un pan plano, el cual se le agregaba diversas hierbas y especias tal como conocemos hoy a la focaccia. Fue muy utilizado en las batallas, ya que los ejércitos se trasladaban muchos días a pie. Era un alimento fácil de conservar y económico.
Es el primer alimento que se conoce  de un cereal procesado. Se dice que antes del pan, aprendimos a cocinar los cereales. Cuenta la historia que los primeros panes pudieron haberse originado mediante algunos cereales rústicamente molidos, humedecidos con agua  para facilitar el proceso de molienda, restos  quedaron sobre una roca y se solidificaron por el sol. También se dice que el pan pudo comenzar en Asia y por razones de las rutas de comercio llegó al Mediterraneo y a Egipto. Los panes levados comenzaron cuando el hombre empezó a trabajar el trigo y el centeno, ya que éstos tienen la capacidad de mantener  el dióxido de carbono y de esta manera levar. Éstos contienen un porcentaje alto en gluten permitiendo que se forme una red que no permite que  los gases se escapen. Se dice que las primeras fermentaciones se dieron en el antiguo Egipto, quizás al haber dejado algunas masas o simplemente por la levadura de cerveza que ellas contenían. Los egipcios a su vez fueron los primeros en mezclar distintos granos para lograr panes mas nutritivos.
Ellos fueron los primeros en utilizar hornos cónicos, llamados así por su forma. Tenían dos orificios: en la de abajo se ponía el fuego y en la otra se cocinaban los panes. A lo largo de los años fue evolucionando en las diferentes culturas y pueblos y se ha llegado al pan que consumimos hoy.

Pan a la parrilla
Luego de conocer un poco de este grandioso alimento que nos ha acompañado a lo largo de nuestra evolución y ha mantenido pueblos en sus peores momentos, aprendamos a hacerlo. Podemos hacerlo con o sin levadura, obviamente esto va a cambiar el sabor y el resultado final. Tenemos que tener en cuenta que la parrilla no es un horno que hay que ingeniárselas como decía en  mis primeras reseñas:  "Cocinarlo es todo un arte".
Comencemos por lo fácil: panes sin levadura. Estos nos conviene hacerlos delgados para lograr un crujiente agradable. Obviamente los podemos saborizar con especias, hierbas o simplemente aceitunas. Todo está en su imaginación y capacidad de creatividad.
Ahora comencemos con lo que puede  llegar a hacerse más complicado: panes con levadura. Estos los vamos a realizar en una vasija de barro luego de leudar los retiramos de este y los armamos sobre una mesa. Vamos a dejar leudar . ¿Qué pasa cuando va a la parrilla? Lo primero que hay que tener en cuenta y más importante en este momento es el primer calor. Tiene que ser fuerte y estar atento que no se queme, porque así vamos a mantener la estructura si lo hacemos directo a la parrilla. Luego vamos bajar  la temperatura. Si lo vamos a girar tenemos que hacerlo con mucha delicadeza (imagínense que es su novia/o). En mi caso recomiendo esperar hasta que el pan genere una pequeña capa blanca pero firme en todo su alrededor. De esta manera  conservamos más el leudado. Tenemos la opción de  hacerlo menos tradicional por decir algo y cocinarlo dentro de una vasija de barro con tapa. En este caso cocinamos con menor temperatura desde el comienzo ya que no va ser necesario aguantar la masa para que no se  desarme. Éste nos va a facilitar el trabajo y nos va a dar un mejor leudado y presentación.

Podemos: rellenarlos, envolverlos, colocarles especias, frutas, hacerlos de diferentes colores; como  se los imaginen, pero siempre respetando la cocción.

Historia del pan

Receta de pan:

Harina 500 g
Agua 350ml o C/N
Grasa o manteca de cerdo 25g
Bacon 8 feta
Mozzarella 6 fetas
Albahaca
Levadura 10 g
Sal

Procedimiento:

Primero preparamos la levadura en un tarrito con agua y un toque de miel y dejamos que fermente al lado del calor.  Vamos a hacer la masa por sistema directo: colocamos la harina en un bowl o vasija de barro. Le agregamos la sal y mezclamos todo, este proceso es para que la levadura no toque la sal ya que esta la inhibe (la duerme).Luego de hacer este paso, procedemos con la levadura y el agua: la masa debe de quedar firme y lisa no chiclosa., dejamos leudar unos 20 min. Pasado este tiempo retiramos y lo estiramos a 1 cm de espesor. Le colocamos primero la grasa, la esparcimos bien. Luego la mozarrella, panceta y albahaca: vamos a arrollarlo, apretando bien y cerrando las putas hacia adentro. Terminamos y dejamos leudar nuevamente por 20 min. Llevamos a la parrilla por unos 25 min. Lo giramos y cocinamos unos 20 min. más. Nos damos cuenta si está listo cuando le damos pequeños golpes y suena hueco.
Podemos hacer el mismo procedimiento pero agregandole hierbas o especias. Se podría decir que al lograr esto, somos verdaderos artistas.

martes, 23 de julio de 2019

La evolución (y revolución) de las cocinas


La evolución (y revolución) de las cocinas

Hoy en día, la cocina se ha convertido, junto al salón, en el centro social de la casa. Cuando antes sólo parábamos en esta habitación el tiempo necesario para cocinar, y a ser posible algo rápido, en la actualidad ha pasado a ser un lugar donde pasamos mucho tiempo y ha sido, en parte, por los avances tecnológicos que han ocurrido en torno a este lugar.

El origen de la cocina, el Neolítico

Obviamente, la historia de la cocina comienza con el fuego. Los homínidos descubrieron que el fuego servía para algo más que cocinar. En el Neolítico, la cocina consistía en un agujero en el suelo donde se hacía un fuego que se utilizaba para asar carne o pescado.

Más tarde, el hommo erectus consiguió conservalo para cocinar los alimentos y que la carne estuviera más sabrosa y libre de bacterias.

En el año 7.000 a.C. se crearon los primeros utensilios de barro para poder ampliar la variedad de comidas(sopas). Con los egipcios (5.000 a.C) aparecen los primeros hornos de adobe que podían asar alimentos de forma homogénea. Con el fuego, una parte se quemaba, aquella a la que daba directamente.
Más tarde, se empezaron a crear, con ladrillos, superficies donde dejar los utensilios para que, al no estar en contacto directo con el fuego, fuera más fácil sacar los alimentos.
Evolución, Grecia y Roma
Se aplican materiales como el cobre o el hierro y se crearon objetos como la botella de vidrio, las jarras de madera y las copas de asta de toro.
Los griegos inventaron el asador y desarrollaron la industria de los utensilios de cocina.
La cocina en la Edad Media
Se crea el asador giratorio, consistente en un una rueda de madera dispuesta en forma de noria a la que se daba vueltas para que la pieza al fuego se asara de forma uniforme.
Si no se podía atender el asador, se dejaba un perro que, en su deseo de salir, daba vueltas al artilugio.
La cocina en los siglos  XIX y XX
En 1802 se crea la primera cocina de gas que deja a un lado a las cocinas de leña y carbón. Pero no sería hasta 1855 cuando se ponen de moda estas cocinas gracias a la creación de un mechero de gas aplicable a la cocina por parte de R.W. Von Bunsen.
Unos treinta años después se produciría la innovación más revolucionaria: la cocina eléctrica. De poca fiabilidad al principio debido al termostato, su uso se fue extendiendo hasta 1920, sin desbancar a la cocina de gas.
Siglo XIX, tecnología y cocina se unen
Poco nos esperábamos que algo como la cocina pudiera llegar a ser controlada a través de aplicaciones de móvil.
Hoy en día, se pueden controlar casi todos los electrodomésticos de la cocina a través del móvil. Desde apagar, encender y controlar el horno mientras estás en otra habitación, hasta una nevera conectada a internet  capaz de hacerte la compra.

Artículos relacionados

Etiquetas de Recetisima

Aceite Aceite de Girasol Aceite de Oliva Aceitunas Agua mineral Ahorro Ají molido Ajo Ajo en polvo Albahaca Alimentación Alimentos Alimentos congelados Almendras Almíbar Almidón Amor Ananá Anís Aperitivos Arándanos Arquitectura Arroz Asia Avellanas Avena Azúcar Azúcar en polvo Azúcar moreno Bacalao Barbacoa Batidos Bebidas Bechamel Belleza Beneficios Bicarbonato de sodio Bizcochos Bizcochuelo Bombones Brownies Cacao Café Calabaza Caldos Calzone Canela Caprese Carbohidratos Carne Carne de ternera Carne molida Carne Picada Carta Cebolla Cebolleta Cena Cerdo Cerezas Cerveza Champiñones Cheescake Chef China Chocolate Churros Cilantro Ciruelas Claras de Huevo Clavo de olor Cocina Cocina Armenia Cocina Española Cocina Italiana Cocina Mexicana Cocina Paraguaya Cocina Venezolana Coco rallado Cognac Comer Comida Comida Asiatica Comida chatarra Comida China Comida porno Comida sana Comprar Confitados Consejos Construcción Cortes Costillas Crema de Champignon Crema de coco Crema de leche Cremas Croquetas Cupcakes Curry Dátiles Decoración Desayuno Dieta Dormir Dulce de Leche Dulces Durazno Echalotes Electricidad Electrodomésticos Empanadas Eneldo Energía Ensaladas Epecias España Especias Espinaca Estofado Estrés Evolución Extracto de vainilla Fáciles Femenino Fibra Fiestas Finas Hierbas Flan Fotos Fresas Fríos Frituras Frutas Frutas avellantadas Frutillas Frutos rojos Galletas Gas Gastronomía Gatos Gazpacho Gelatina Golosinas Gordon Ramsay Gourmet Grasa de vaca Grenatina Guindas Guisados Halloween Harina Harina de Maíz Helado Historia Hongos Hornallas Horno Hot Dogs Huevos Humor Ibiza Información Jamón Jengibre Judías verdes Jugo de limón Jugo de naranja Jugos Kiwi Lácteos Laurel Leche Leche condensada Leche de coco Levadura Licores Licuadora Limón Limpieza Lomo Luz Macadamias Madrid Maicena Mandioca Mango Manteca Mantenimiento Mantequilla Manzana Maquillaje Margarina Marinada Menú Merienda Merluza Mermeladas Microondas Miel Morrones Mostaza Mousse Mujeres Naranja Nata Natural Navidad Noticias Novedades del Blog Nueces Nuez Moscada Nutella Nutrición Nutricionista Ñoquis Orégano Orgánico Otoño Paella Pan de Molde Pan Dulce Pan Rallado Panadería Papas Para niños Parrilla Pasas de uva Pastas Pastel Pastelería Patatas Pepino Perejil Picanha Pimentón Pimentón dulce Pimienta Pimientos Piña Pizza Platos calientes Pollo Polvo para hornear Porn food Postres Principales Productos Pulpa de tomate Queso Queso Crema Queso de búfala Queso Gorgonzola Queso Muzzarella Queso Parmesano Queso Philadelphia Qusadillas Rápidas Receta Recetas Recetas Alemanas Recetas con Arroz Recetas con Carne Recetas con Chocolate Recetas con Frutas Recetas con Huevos Recetas con Masa Recetas con Pescado Recetas con Pollo Recetas con Vegetales Recetas de Ensaladas Recetas de Galletas Recetas de Guarniciones Recetas de Pan Recetas de Pastas Recetas de Postres Recetas de Sopas Recetas Españolas Recetas Italianas Recetas Veganas Recetisima Reforma Relleno Repostería Restaurantes Ricota Romántico Romero Rompope Sal Salchichas Salsa de Soja Salsa de Tomate Salsa Tabasco Salsas Salud San Valentín Sartén Scones Semillas de Sésamo Simples Smoothies Solomillo Sopas Sueño Tacos Tartas Tecnología Televisión Tips Tomate Tomillo Torta Tortilla Valencia Venezuela Ventajas Verduras Videos Vinagre Vino Vino Blanco Vino de Oporto Whisky Wok Yemas de huevo Yogur Zanahoria Zumos