Mostrando entradas con la etiqueta Salsas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Salsas. Mostrar todas las entradas

domingo, 15 de marzo de 2020

Receta : Pizza a la parrilla

Probablemente la historia de la pizza a la parrilla comenzó con el inicio del pan. Se conoce que en la antigua Grecia ya se comían los panes planos con hierbas y especias, al mismo tiempo que los persas, quienes comían panes planos con queso y dátiles.
La pizza, como la conocemos hoy, procede de la ciudad de Nápoli, Italia, en el siglo XVII. Se dice que esta es una evolución de la focaccia que comían los soldados romanos.

Ésto de cocinar pizza a la parrilla es maña, ganas, paciencia y obviamente mucho amor, pero sobre todo pasión por hacer el mejor trabajo. No importa para quién cocinemos, lo que importa es dar lo mejor en cada plato. Lo importante acá es la masa. Debe ser firme, no aguada. Digamos, debe ser masa de pizzeta para que no se caiga por la parrilla y debemos tener dos temperaturas para mejor resultado.
En un lado una temperatura para sellar, digamos alta, que la mano no nos aguante más de 3 segundos. De ese lado vamos a darle vuelta y vuelta para marcar la masa. Ahora debemos tener la otra mitad de la parrilla a una temperatura media, que podamos aguantar la mano sin tener que quitarla en ningún momento, por ejemplo, si ponemos tener la mano 5 min. sobre la parrilla y lo podemos aguantar, hemos logramos esa temperatura. Le vamos a agregar los ingredientes, obviamente primero la salsa de tomate que lleva tomate perita pelado, sin el corazón. Se aplasta a mano y después de escalfarlo se le agrefa orégano, ajo, jugo de tomate y aceite de oliva, un poco de sal y pimienta, y se guarda en la nevera (heladera). Lo otro que debemos saber es darle un pre-cocido a la masa con salsa, que lo vamos hacer después que la marcamos de un lado y la giramos. Vamos a agregarle un poco de salsa y de esta manera hace una capa que no va a permitir que la salsa que pongamos después y los ingredientes  nos humedezcan la masa, haciendo quedar suave.
Este es el verdadero truco para hacer la mejor pizza a la parrilla.
Podemos colocar el queso después de la salsa para facilitar que se derrita o utilizar algún tipo de tapa que nos permita derretir el queso mas fácilmente, si la masa nos queda más aguada, podemos utilizar alguna bandeja de barro o mármol que pongamos sobre la parrilla, lo cual nos ayuda a tener buen "piso" (que la pizza quede crocante y no blanda en la parte de abajo). Esto debe ser la perfección total a la hora de hacer pizza a la parrilla.

Receta : Pizza a la parrilla

Receta : Pizza a la parrilla

Ingredientes para la masa:
Harina - 1 kg
Levadura - 25 gr
Sal - 15 gr
Aceite - 50 cc
Agua - 500 ml

Ingredientes para la salsa: 
Tomate perita - 10 unids.
Aceite de oliva - 2 tazas
Ajo - 2 cabezas
Orégano - 1/2 taza
Jugo de tomate - 1 taza
Sal y pimienta - Cantidad necesaria
Azúcar - 1 cucharada

Preparación:
Para la masa: Colocar la harina en un recipiente. Agregamos la sal y mezclamos bien. Agregamos el aceite, la levadura y enseguida el agua tibia si es posible.  Esto va a ayudar a la levadura. Hacemos bollos de unos 40g. y dejamos leudar hasta que crezca el doble de su tamaño. Vamos a  estirar a medio centímetro de espesor o a su gusto. Una vez estiradas, cocinamos de los dos lados marcándolas. Agregamos salsa, queso y los ingredientes a su gusto. Éstas se pueden congelar y utilizar otro día.

Para la Salsa: Escalfar los tomates, sin piel, sin semillas. Ésto es lo que nos da acidez en la salsa. Los apretamos con la mano. Mezclamos con todos los ingredientes, el ajo picado pequeño y reservamos hasta que la necesitemos en la nevera o se puede congelar para otro momento.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Cómo hacer deliciosos tacos mexicanos

¿Cuál es la primera imagen que aparece en nuestras mentes cuando digo la palabra 'México'? Si eres como yo, será una imagen de la comida mexicana, y lo más probable es que la comida incluya una variedad de tacos. Si has estado en México, puedes imaginarte un puesto de venta de tacos, una taquería. Tortilla dura, tortilla blanda, pescado, carne de res, cerdo, lo que sea, el taco está instalado de manera indeleble en nuestra psiquis como "auténtica comida mexicana".

Y sin embargo, ¿es 'auténtico'? ¿Cuándo comenzó todo? Los orígenes del taco se han perdido en la historia, pero la primera mención de la palabra surgió alrededor del siglo XIX. y fue una referencia a las cargas de dinamita usadas para excavar plata de las minas mexicanas. Solo se puede asumir que fue una referencia a algunas de las salsas para tacos explosivamente picantes. Así que el taco realmente no es tan viejo, y tampoco es terriblemente "auténtico". Probablemente nació de una red de influencias globalizadoras, por lo que su historia se remonta a la conquista española del imperio azteca.

Tradicionalmente, cada región de México tenía sus propios bocadillos distintivos, hechos de masa de maíz, formados en innumerables formas ingeniosas, y se les otorgaba una amplia variedad de nombres locales. La etiqueta de"tacos" de ahora es un uso moderno, probablemente derivado de una raíz española, en contraste con platos como los tamales y el pozole, que tienen un linaje claro a las lenguas indígenas.

Tipos de tacos
Incluso una búsqueda rápida en Google arrojará una variedad alucinante de tacos, desde la carne asada (carne a la parrilla en una tortilla de taco suave) hasta los tacos arabes (tacos shawarma, hechos por inmigrantes libaneses de México). Hay tacos de pescado, camarones, tacos de verduras, incluso tacos de saltamontes (¡sí!). Tacos de ternera, de carne de alrededor de la ubre, de sesos, de lengua o de oreja de cerdo frita son algunos de los tacos tradicionales y extremadamente deliciosos que encontrarás en México.

Los tacos pueden ser de cáscara blanda o cáscara dura, con una variedad de rellenos de carne que son estofados, fritos o hechos en una plancha. Un ramo de cilantro, un poco de rábano cortado en rodajas, tal vez un toque de lima y una variedad de salsas a base de vegetales (principalmente rojas o verdes) son todos los acompañamientos que necesita un taco.

Cómo hacer deliciosos tacos mexicanos

Como hacer una tortilla de taco

Aquí hay una receta muy fácil para hacer la tortilla para el taco que no necesita ingredientes difíciles de conseguir

Ingredientes para la tortilla de tacos:
Harina - 300 gr
Sal - 3 cucharaditas
Mantequilla - 70 gr
Agua tibia - 1/2 taza de

Preparación de la tortilla de tacos:
Mezclar la harina y la sal, luego trabaje en la mantequilla con sus manos (se puede cambiar la mantequilla por aceite de coco), hasta que esté todo mezclado y se vea como migas. Agregar el agua tibia, poco a poco, mezclándolo todo hasta que esté perfectamente homogéneo. Convertir esta masa en una bola lisa y dejar reposar durante aproximadamente media hora, diez minutos como mínimo.
Dividir la masa en aproximadamente 11-12 bolas y extenderlas. Usar un poco de harina extra para espolvorear, si es necesario, y amasar hasta dejarlos lo más finos posible, sin romperlos. Cocinar cada tortilla en una sartén caliente, hasta que se hinche y se dore. Entonces dar la vuelta. Cada tortilla uno debe tomar alrededor de un minuto.

El relleno de los tacos

Ahora tienes la envoltura del taco. ¿Pero qué encubrirá? Una receta muy rápida que a veces armo es esta de pollo, pero puedes hacer tu propia cosa y rellenarla con lo que quieras.

Ingredientes para el relleno de los tacos:
Ajo - 5 dientes
Pollo - 500 gr
Comino molido - 1 cucharada
Sal - A gusto
Orégano - 1/2 cucharada
Cebolletas, cilantro, lima y jalapeños - A gusto
Aceite para cocinar - Cantidad necesaria

Preparación del relleno de los tacos:
Calentar el aceite en una sartén antiadherente y freír ligeramente el ajo picado hasta que esté dorado. Luego agregar el pollo desmenuzado, cocinado y ralado, el comino, la sal y el orégano y cocinar por unos cinco minutos. Luego ensamblar sobre las tortillas calientes, junto con las cebollas, el cilantro, los jalapeños y un poco de limón. Rociar un poco de salsa encima y listo.

La salsa de tacos

Y ya que aún no hemos dado una receta de salsa, aquí va, una versión de tomate rojo, que se hace rápidamente y es mucho más sabrosa y nutritiva que cualquier cosa que se compre en una tienda.

Ingredientes para la salsa de tacos:
Tomates 500 - gr picados
Dientes de ajo - 5
Cebolla - 1
Cilantro - 1/3 taza
Sal - A gusto
Jalapeño - 1
Zumo de lima - A gusto

Preparación de la salsa de tacos:
Cocinar ligeramente los tomates, esto debería agregar un poco de sabor a la salsa, aunque aumentará un poco el tiempo de preparación. Picar los tomates, y pelar el ajo y la cebolla. Picar el ajo, la cebolla y el jalapeño lo mejor que pueda o, si tienes un procesador de alimentos, se recomienda utilizarlo. Si no, mezclar en un mezclador. Añadir el cilantro y la lima, sazonar y servir.

sábado, 29 de septiembre de 2018

Recetas de carnes marinadas

5 recetas de carnes marinadas para darle un gusto absolutamente único a tus platos con carnes rojas o carnes de blancas. La idea es dejar por un buen rato las carnes en remojo en estas salsas; la marinada no cocina las carnes, pero el contacto prolongado del sumergido en la salsa, le da luego un sabor único! Aquí les dejamos 5 recetas para marinar y sazonar carnes de todo tipo!

Recetas de marinadas

Marinada con Limón

Marinada con Limón

Ingredientes:
Aceite de oliva - ½ Taza
Zumo de limón - ½ Taza
Vinagre - ¼ de Taza
Sal y Pimienta - A gusto

Preparación:
Tomar un recipiente hondo, añadir el vinagre, el limón, la sal y pimienta, remover bien y comenzar a añadir el aceite de a poco, mezclar hasta integrarlo bien, poner la carne en el recipiente y dejar marinar por al menos una hora en la nevera, no olvides retirarla del refrigerador al menos unos 10 minutos antes de asarla para cocinar a temperatura ambiente. Una receta de marinada rápida y sencilla pero que dejara tu carne con un deliciosos sabor.

Marinada con mostaza

Marinada con mostaza 

Ingredientes:
Aceite de oliva - ½ Taza
Vinagre - ½ Taza
Mostaza - 1 cucharada
Cebolla - 1
Pimentón - 1
Ajo - 2 Dientes
Perejil picado - 3 Cucharadas
Cilantro picado - 3 Cucharadas
Sal - 1 pizca
Pimienta - a gusto

Preparación:
Lavar y pelar la cebolla y los ajos, lavar también el pimentón pequeño y picar los tres ingredientes en pequeños trozos; colocar en un bol, añadir el vinagre, el perejil, el cilantro, la sal y la mostaza y remover bien. Por último añadir el aceite de oliva, mezclar bien hasta integrar con el resto de los ingredientes y ya podemos poner nuestra carne a marinar al menos una hora en la preparación.

Marinada a la cerveza

Marinada a la cerveza

Ingredientes:
Cerveza - 1 litro
Ajo - 3 Dientes
Perejil picado - 3 Cucharadas
Cilantro picado - 3 Cucharadas
Salsa inglesa - 3 Cucharadas
Orégano seco - 2 Cucharadas
Comino en polvo - 1 Cucharada
Sal - ¼ cucharadita

Preparación:
Lavar y pelar bien nuestros ajos y apartar. A continuación, tomar un recipiente lo suficientemente grande y hondo para colocar la carne que asaremos. Esparcir el ajo picado, el orégano, el cilantro, el perejil, la sal y la salsa inglesa por ambos lados de la carne. Una vez hecho esto, verterer la cerveza en el recipiente, cubrir y dejar marinar al menos unas dos horas o puede elaborar la receta el día anterior y dejar la carne marinar toda la noche en la nevera, recuerda retirarla un rato antes para que al cocinarla esté a temperatura ambiente. Elabora tu asado y disfruta de una rica y diferente carne asada.

Marinada de salsa soja

Marinada de salsa soja

Ingredientes:
Salsa Soja - ¼ Taza
Ajo - 1 Diente
Cebolla - 1
Aceite de oliva - 2 cucharadas
Vino blanco - 2 cucharadas
Zumo de un limón.

Preparación:
Lavar, pelar y picar nuestra cebolla pequeña y el diente de ajo en trozos pequeños y finos, proceder a ponerlos en un recipiente hondo y añadir la salsa de soja, el jugo de un limón, el vino y remover bien. Por último añadir el aceite de oliva y mezclar bien para que todo se integre. Ahora poner nuestra carne dentro del recipiente con la mezcla y dejar marinar en la nevera por lo menos una hora, recuerda sacarla al menos unos 10 minutos antes de asarla para cocinarla a temperatura ambiente. Ya tienes una carne con un sabor delicioso para asar y disfrutar.

Pollo marinado en miel, lima, jengibre y salsa de soja

Pollo marinado en miel, lima, jengibre y salsa de soja

Ingredientes:
Pechuga de pollo - 300 gr
Lima - 1
Ajo - 2 dientes
Jengibre fresco picado - 1 cucharadita
Miel - 1 cucharadita
Aceite de oliva - 1 cucharadita
Salsa de soja - 2 Cucharadas
Pimienta negra - a gusto
Agua - 2 cucharadas

Para la guarnición:
Arroz - 100 gr
Zanahoria - 1
Pimiento - 1/2
Cebolletas - 3
Champiñón - 100 gr
Ajo y perejil en polvo - A gusto

Preparación:
En un recipiente mezclar el zumo de una lima, el ajo picado fino, el jengibre, la miel, el aceite, la salsa de soja, la pimienta y el agua (que es para que salga más cantidad sin pasarnos de aceite).
Introducir en el recipiente el pollo (pueden ser alas o muslos si lo preferimos) sin piel cortado en daditos (si utilizamos partes con hueso, no hace falta cortarlas). Meterlo en la nevera y dejar marinar durante un mínimo de 1 hora.
Pelar la zanahoria, lavar las verduras y cortarlas en daditos muy finos. Pocharlas a fuego lento con la olla tapada y remover de cuando en cuando. Cocinar unos 30 minutos.
Poner el arroz a hervir y cuando esté listo, pasarlo por agua fría para detener la cocción y mezclarlo con las verduras ya pochadas. Reservar.
Mientras hacemos el arroz, en una sartén cocinar el pollo con su marinado a fuego medio y tapado para que no se nos evapore el líquido. Cocinar por 20-25 minutos, comprobar que el pollo esté cocido y le dejar 5-8 minutos más sin tapar para que reduzca y se espese la salsa a nuestro gusto.
Servir el arroz (a cucharadas o en molde) en el plato junto con la carne y los jugos.

viernes, 25 de julio de 2014

Receta : Pollo a la naranja con frutos rojos

Si te gustan las recetas con polllo, esta es una receta ideal para dos personas… Y dejar espacio para el postre. Sirve este Pollo a la naranja con frutos rojos con una guarnición, como papas al horno o legumbres.

Pollo a la naranja con frutos rojos

Receta : Pollo a la naranja con frutos rojos

Ingredientes :
Pollo - 1
Limón - 1/2
Tomillo fresco - Cantidad necesaria
Manteca - 2 cucharadas
Harina - 1/2 cucharada
Caldo de pollo - 1/2 taza
Jugo de naranja concentrado - 1/4 taza
Whisky - 2 cucharadas
Cerezas secas y/o arándanos - 1/4 taza
Sal - Cantidad necesaria
Pimienta - Cantidad necesaria

Preparación :
Primero que nada rrecalentar el horno a 230º C.
Frotar un poco de aceite en el interior de una bandeja para asar.
Frotar el pollo (un pollo de tamaño pequeño) con el medio limón, por dentro y por fuera. Sazonar la cavidad con sal y pimienta y meter la cáscara del limón en el interior de la cavidad junto con varias ramitas de tomillo fresco.
Colocar el pollo con el pecho sobre la asadera preparada.
Frotar alrededor de 1 cucharada de manteca por toda la piel del pollo. Sazonar con un poco más de sal y pimienta. Separar la piel de la pechuga de pollo con los dedos, creando una especie de “bolsillo”. Meter varias hojas de tomillo, romero o salvia en el bolsillo sobre las pechugas, si así lo deseas.
Colocar la asadera en el medio de un horno caliente y asar el pollo durante 15 minutos. Luego bajar la temperatura del horno a 190º C y continuar asando hasta que los jugos salgan claros cuando se corta entre una pata y el muslo, unos 30 minutos más.
Retirar el pollo del horno, cubrirlo con papel aluminio y dejarlo reposar durante 10 o 15 minutos.
Mientras tanto mezclar 1 cucharada de manteca con 1/2 cucharada de harina en un tazón pequeño.
Calentar el caldo de pollo y el jugo de naranja en una pequeña sartén o cacerola. Hervir durante varios minutos para reducir el líquido y mezclar los sabores.
Añadir el whisky y cocinar durante otro minuto.
Agregar la mezcla de harina y las cerezas y/o arándanos remojados con whisky o jugo de naranja.
Cocinar a fuego lento la salsa, revolviendo con frecuencia, hasta que comience a espesar, aproximadamente 2 minutos.
Verter la salsa sobre el pollo.
Servir.