domingo, 20 de octubre de 2019

5 consejos nutricionales y para un otoño saludable

A medida que las hojas caen y la temperatura baja, muchas personas se ven desafiadas a mantener una dieta saludable. Usa estos consejos y recetas de www.recetisima.net/ para mantenerte equilibrado y bien nutrido.

5 consejos nutricionales y para un otoño saludable

5 consejos nutricionales y para un otoño saludable

Aprovecha el poder de los tubérculos
La mayoría de los tubérculos están disponibles todo el año, pero están en su apogeo desde el otoño hasta la primavera. Las gemas subterráneas como el ajo, la cebolla, el jengibre, los nabos, las zanahorias, las batatas, las remolachas y las pastinacas brindan un amplio sabor y nutrientes durante los meses más fríos. Muchos tubérculos están cargados de ácido fólico, que es clave para el crecimiento celular y el metabolismo, y betacaroteno, que ayuda a la visión y al crecimiento óseo.

Agrega alimentos antiinflamatorios
Durante el otoño, una gran cantidad de alérgenos puede provocar resfriados y estornudos, por lo que es importante ingerir alimentos antiinflamatorios. Los alimentos de temporada ricos en quercetina, como las manzanas y las cebollas, ayudan a bloquear la liberación de histaminas, que son las sustancias responsables de las reacciones alérgicas.

Frecuenta el mercado de agricultores
Obtén más información sobre los productos de temporada, conéctate con tus alimentos y mejora tu salud con una visita al mercado local de agricultores. Muchos agricultores cultivan los productos más nutritivos posibles a través de técnicas sostenibles. Cosechan los productos justo antes de ir al mercado y, a menudo, son fruas y verduras orgánicas. Los alimentos disponibles en los mercados de agricultores locales dependerán de lo que crezca en tu región geográfica. Como pauta general, algunos alimentos a tener en cuenta durante el otoño son las manzanas, los arándanos, los higos, las uvas, las peras, los caquis, las granadas, los champiñones, las calabazas, las coles de bruselas y las verduras de hoja verde como la acelga, la lechuga romana, la col rizada y las acelgas.

Come granos enteros y semillas
Otro grupo de alimentos óptimo para el otoño incluye granos enteros y nutritivos (cebada, arroz integral, kamut, espelta, teff, farro) o alimentos que son técnicamente semillas pero que se usan como granos como el amaranto, el arroz silvestre, el trigo sarraceno (kasha), el mijo, la quinoa. Estos alimentos apoyan una buena nutrición y salud con sus altos niveles de vitaminas B, que ayudan a mejorar el estado de ánimo y reducen la ansiedad, la depresión y el trastorno afectivo estacional. A diferencia de los granos procesados ​​o refinados, los granos enteros sin refinar mantienen tu fibra reductora del hambre y la vitamina E que combate la inflamación. Agrega granos y semillas al relleno, sopas, guisos o ensaladas.

Prueba nuevas recetas
No hay mejor manera de disfrutar la verdura de estación que probando nuevas recetas. Las siguientes tres recetas están llenas de sabores y nutrientes de otoño.

Receta : Sopa de lentejas de otoño con verduras marchitas

Ingredientes:
2 tazas de lentejas rojas, enjuagadas
2 tallos de apio
1 cebolla, amarilla o blanca
2 zanahorias picadas
1 cucharada de jengibre, recién rallado
3 dientes de ajo picados
1 1/2 cucharaditas de comino molido
1/2 cucharadita de cilantro molido
5 tazas de caldo de verduras
2 cucharadas de aceite de semilla de uva
3 tazas de verduras frescas mixtas (col rizada roja de invierno, acelgas o espinacas)
Sal marina (opcional)

Preparación:
Enjuagar bien las lentejas.
Calentar el aceite de semilla de uva en una sartén para saltear a fuego medio.
Una vez que la sartén esté caliente, agregar ajo picado, zanahorias, apio, cebolla y jengibre rallado. Cocinar hasta que las cebollas estén translúcidas.
Agregar especias, caldo de verduras y las lentejas. Cocinar a fuego lento. Cubrir y dejar cocinar de 30 a 35 minutos hasta que las lentejas estén suaves.

Mientras se cocinan las lentejas, agregar las verduras mixtas a una vaporera y cubrir hasta que se marchiten durante aproximadamente 2 minutos.

Receta : Ensalada de caqui y granada

Ingredientes para ensalada:
8 tazas de verduras mixtas (por ejemplo, rúcula y acelgas)
4 caquis fuyu maduros, en rodajas finas
2 granadas, sin semillas
1 taza de nueces tostadas

Ingredientes para vinagreta:
4 cucharaditas de vinagre de vino tinto
2 cucharaditas de jugo de limón
Sal marina, rociada
Pimienta negra, guión
1/2 taza de aceite de oliva virgen extra

Preparación de la vinagreta:
En un tazón pequeño, batir el vinagre de vino tinto, el jugo de limón, la sal y la pimienta.
Batir lentamente el aceite de oliva virgen extra.

Preparación de la ensalada:
Cortar en rodajas finas los caquis. Cortar las granadas por la mitad. Con una cuchara de madera, sostener cada mitad sobre un tazón y golpear la parte posterior de la fruta. Esto eliminará las semillas fácilmente.
Colocar las verduras en un tazón grande, agregar caquis en rodajas, granadas y nueces tostadas. Rociar con la vinagreta.

Receta : Mijo matutino con manzanas con canela, arándanos y almendras

Ingredientes:
1 taza de mijo
2 tazas de agua
1 manzana orgánica, en rodajas
2 cucharadas de arándanos secos
Canela
Almendras picadas o en rodajas
1/2 taza de leche de elección (Por ejemplo leche de almendras y vainilla sin azúcar)

Preparación:
Enjuagar el mijo bajo agua fría en un colador de malla fina.
Colocar las semillas húmedas en una sartén para saltear. Cocinar a fuego medio.
Cubrir y cocinar a fuego lento durante 20 minutos hasta que el agua se haya evaporado y las semillas se hayan separado.

viernes, 11 de octubre de 2019

El futuro de las cocinas

Las cocinas del futuro, serán espacios multifuncionales y compartidos, estarán hiperconectadas y en ellas tendrán lugar momentos de ocio, trabajo, relaciones familiares, además de los que le corresponden de forma natural como lugar de procesamiento y elaboración de alimentos.

La domótica y el Internet de las cosas serán los protagonistas de estas cocinas, que intentarán ser los más eficaces posibles y ahorrar el máximo de electricidad y tiempo.

El futuro de las cocinas

La cocina en la actualidad

La evolución de nuestra sociedad se plasma en las cocinas. Destaca, en este lado, el auge de la gastronomía en nuestras costumbres, a nivel global. Los ciudadanos entienden más de cocina, ven programas de cocina, no se dedican simplemente a comer.

Además hay un creciente interés por la salud, la alimentación consciente, los alimentos de proximidad, la sostenibilidad del planeta. Surgen nuevas formas de comer, veganos, paleodieta, etc y los chefs pasan a ser auténticos referentes de la sociedad.

La tecnología nos ha llevado a la conectividad de todos los elementos de nuestra vida, incorporando Internet a nuestros teléfonos, coches, electrodomésticos, cocina...

El futuro de las cocinas

La cocina del futuro será el espacio funcional más importante de la casa y estará unida con el salón y el comedor como un único espacio abierto polivalente.

En la parte de cocina propiamente dicha, la mayoría de las tareas estarán automatizadas.

La propia encimera será también como una tablet que nos dirá cuándo añadir ingredientes o cuando subir o bajar la temperatura de la cocina, así como información nutricional. Será un centro de mando que controlará toda la cocina.

Las fuentes de energía cambiarán para ser más eficientes y menos costosas, lo que propiciará una bajada general en las facturas de luz de este tipo de hogares.

Utensilios inteligentes

Desde tablas de picar que son pantallas interactivas hasta impresoras en 3D para imprimir alimentos.

La “picadora inteligente” permite calcular el peso de los ingredientes, proponer recetas y ajustar las cantidades necesarias de los productos que se necesitan en la preparación de un plato dependiendo del número de comensales. Incluso te dice qué alimentos comprar y puede hacer la compra por Internet.

Pero esto no se queda aquí. Hay aspectos que ya existen, como neveras que hacen la compra o que en lugar de puertas tienen pantallas para que no haga falta abrir la nevera para saber qué comprar u hornos que podemos programar para que se enciendan a una hora y ya estén listos para usarse cuando llegamos nosotros.

A evolução (e a revolução) das cozinhas


A evolução (e a revolução) das cozinhas

A cozinha tornou-se, juntamente com a sala, o centro social da casa. Antes era uma parte da casa apenas para cozinhar. Hoje, acaba por ser uma divisão onde passamos muito tempo, muito em parte, pelos avances tecnológicos que surgirão nas cozinhas.
A origen da cozinha, o Neolítico

Como todos sabemos, a história começou com o lume. Os primários descubriam que o fogo servia para algo mais que apenas cozinhar. No periodo do Neolitico, a coziha consistia numa escavação (orificio) no chão que se ateava e se utilizada para assar carne ou peixe.

Mais tarde, o hommo erectus conseguiu conservá-lo para cozinhar os alimentos e que a carne ficasse com saborada e sem bacterias.

No ano de 7000 A.C, criaram-se os primeiros utensilios de barro para poder amplicar a varidade de refeições, tais como as sopas. Com os egipcios, nos anos 5000 A.C, apareceram os primeiros fornos onde se podia assar a carne de uma forma mais uniforme.
Mais tarde foi iniciada a criação de superficies, com tijolos, de modo a deixar os utensilios mais afastados do fogo, e para que fosse mais fácil tirar os alimentos.

Evolução, Grécia e Roma
Aplicam-se materais como o cobre e o ferro e são criados objetos como uma garrafa de vidro, jarras de madeira e os copos de chifres de touro. Os gregos inventaram o assador e desenvolveram a indústria de utensilios de cozinha.

A cozinha na idade média
Criado o assador giratório, sendo uma roda de madeira em forma de nora e que se dava voltas para que a carne pudesse ser assada de forma uniforme.

A cozinha nos séculos XIX e XX
Em 1802 foi criado a primeira cozinha de gás que colocou de lado as cozinhas a lenha e carvão. As cozinhas a gás tornaram-se moda devido a criação de um isqueiro de gás aplicado na cozinha por parte de R.W. Von Bunsen.
30 anos depois surge a inovação mais revolucionária: a cozinha elétrica. De pouca fiabilidade inicial devido ao termostáto, o seu uso foi extendido até 1920, sem derrubar a cozinha a gás.

Século XIX, tecnologia e a cocina unidos
Era algo que sem dúvida não esperávamos, como a cozinha ser algo que possa ser controlada à distância, bastando para isso, a contratação de internet, através de aplicações móveis.
Hoje é possível controlar quase todos os eletrodomésticos da cozinha através do telemóvel. Esteja no trabalho ou em noutro local, tendo o contrato de luz ativado, é possível apagar, acender e controlar, por exemplo, o forno elétrico.

As cozinhas a gás

As cozinhas a gás

Com o exito das cozinhas elétricas e da introdução das placas de vitrocerâmicas, as cozinhas a gás pareciam ficar cada vez mais ultrapassadas. No entanto, graças ao apoio dos cozinheiros, as cozinhas ganharam mais adeptos nos últimos anos.

Origen e desenvolvimento

Em 1802, Frederick Wilson pela primeira vez cozinhou com gás. A sua cozinha era artesanal e muito mais limpa que o carvão.

Mais tarde, outras cozinhas foram criadas, mas eram perigosas devido a fugas e explosões. Portanto, foi necessário esperar mais de 30 anos até que um novo fogão a gás aparecesse na Europa.

Nos Estados Unidos, eles chegaram em 1860. No entanto, ainda havia um grande medo em relação a eles e, naquela época, o fogão elétrico apareceu.

Os fogões a gás continuaram a ser bem-sucedidos, mas deram um maior lugar aos elétricos. Apesar disso, no século XIX, eles voltaram a ocupar o centro do palco, pois o sabor que davam à comida era melhor e tornaram-se moda nos restaurantes.

Vantagens e desvantagens:

Ventajas:

  • O butano ou propano têm uma potência maior que a eletricidade e atingem o calor máximo mais rapidamente.
  • Mantêm a textura, as vitaminas e os nutrientes do que é cozinhado. Por esse motivo, é o tipo de cozinha escolhida pelos chefs profissionais.
  • Permite usar várias lâmpadas ao mesmo tempo, economizando tempo e dinheiro, pois consomem menos que as elétricas.
  • Eles são mais sustentáveis ​​e emitem menos CO2.
  • Qualquer material neles pode ser usado.
  • Ajudam a poupar na fatura da luz.
Desvantagens:

  • Risco de fugas de gás.
  • Requerem mais limpeza e manutenção.
  • Se a sua cozinha funcionar com butano ou propano, deverá estar atento às garrafas para evitar a falta de gás.
Funcionamento

Os fogões da cozinha possuem um injetor que é usado para adotar a cozinha de um tipo de gás para outro e que permite que o gás passe por uma cavidade e se misture com o ar, causando combustão. Esta mistura sai dos queimadores e arde. A intensidade pode ser ajustada usando uma torneira
Além disso, hoje eles têm um sistema de ignição, que permite poupar até 40% de gás.
Esse tipo de cozinha geralmente é aceso com uma chama externa (isqueiro ou fósforo); no entanto, muitas cozinhas já vêm com esses sistemas incluídos.

sábado, 5 de octubre de 2019

Alimentos saludables para niños

NO OFRECER comida insana a nuestros niños es distinto de PROHIBIR comerla. Entendamos las diferencias y reflexionemos unos minutos. Es habitual que cuando se lanza un mensaje de advertencia a los adultos sobre qué cosas se deben o no ofrecer a nuestros pequeños, salten personas diciendo frases tipo: "un día es un día", "cómo le vas a prohibir a los niños X", "pobres niños"...
Este tipo de expresiones evidencian que no se ha entendido el mensaje de qué significa no ofrecer y las diferencias con prohibir.
 Actualmente vivimos en un entorno que propicia que comamos mal, especialmente destacable en nuestros niños. Pero además de la influencia/contagio del entorno, somos los adultos los que les iniciamos en la mayoría de estos malos hábitos, bien sea por imitación (si nosotros tampoco nos alimentamos bien) o bien sea porque les ofrecemos cierto tipo de productos insanos sin que nos los hayan pedido, iniciándoles en el hábito, ya que las preferencias alimentarias se adquieren en los primeros años de vida. Os pongo algunos ejemplos para que entendáis a qué me refiero:
 - En los bebés: ¿Quién decide darles por primera vez galletas, petit suisse, gusanitos...? ¿Los pide el bebé (que aún no sabe ni hablar) o somos los adultos los que se lo ofrecemos?
 - En los cumpleaños infantiles: ¿Quién decide qué comida se sirve en la celebración o si se lleva algo y qué se lleva a los compañeros del colegio? ¿Son los niños o somos los adultos? Si vamos a un cumpleaños de un adulto... ¿Hay comida o hay chuches, snacks salados de todo tipo, sándwiches de nutella, refrescos...? ¿Por qué en las celebraciones infantiles ofrecemos sustancias comestibles en lugar de comida como hacemos en las celebraciones de los adultos?
 - Cuando un niño entra en un comercio y la persona que atiende le ofrece una piruleta, un caramelo... ¿Lo pide el niño o se lo ofrece un adulto? ¿Por qué solo se le ofrecen a los niños? - Cuando un familiar va de visita a una casa donde hay niños y les trae cualquier chuche, dulce, snack salado... ¿Es porque el niño lo ha pedido o ha sido decisión de un adulto?
 - Cuando le compramos a un niño todo tipo de productos insanos (colacao, galletas, magdalenas, bollos con pepitas de chocolate, cereales azucarados...) para el desayuno.... ¿La primera vez que se los ofrecemos es porque nos lo han pedido? 
- Cuando en un colegio se plantea en el calendario de tentempiés de media mañana, el día de las galletas o el de la repostería, o si el menú escolar es poco saludable... ¿Es decisión del niño comer así o somos los adultos los culpables?
 - Cuando el niño va al parque y se le lleva de merendar bollería, galletas, bebibles, zumos, chocolatinas, gusanitos... ¿Es porque lo ha pedido el niño o lo ha decidido un adulto? ¿Los adultos merendamos estas cosas? - Cuando se va a comer a un restaurante y hay un menú infantil (formado por comida basura) que nada tiene que ver con el menú de los adultos (formado por comida "normal")
¿Es decisión del niño o de los adultos? Cuando le ofrecemos a un bebé o niño pequeño cualquier dulce o snack para que esté tranquilito en la silla y no moleste... ¿Lo ha pedido el niño o somos nosotros los que se lo ofrecemos?
 - Cuando premiamos al niño con dulces o comida basura si "se porta bien" o si se come la comida que hay ese día... ¿Lo ha pedido el niño o se lo ofrecemos los adultos? Podría seguir pero la lista sería interminable. Son solo ejemplos de que somos LOS ADULTOS los que iniciamos a nuestros pequeños en los malos hábitos alimentarios y luego, una vez establecidas estas preferencias alimentarias, ya demandan ellos este tipo de alimentos (de por vida).
 ¿Quiere decir esto que si no les ofrecemos alimentos insanos les estamos prohibiendo comerlos? NO. No viven en una burbuja. Si los niños tienen a su alcance por el motivo que sea cualquier alimento insano y manifiestan su deseo de comerlo, no se lo vamos a prohibir, ni le vamos a hacer ningún tipo de comentario, ni se lo vamos a quitar de las manos. Pero lo que sí debemos intentar es CREAR ENTORNOS SALUDABLES en la medida de nuestras posibilidades (no tener alimentos insanos en casa, no comer alimentos insanos nosotros, elegir bien el cole y sus normas sobre alimentación o sino intentar cambiarlas, hablar con los familiares sobre ciertos hábitos...) para crearle unas buenas preferencias alimentarias que les acompañarán el resto de su vida. Solo de esa forma el consumo de estos alimentos insanos será realmente ocasional y no diario, como ocurre actualmente, donde nuestros pequeños ingieren más productos que alimentos.

Alimentos saludables para niños

sábado, 28 de septiembre de 2019

Cocinas de gas: uso, mantenimiento y limpieza

Puede que no hayas sufrido la diferencia, en cuanto a coste del consumo, entre una cocina eléctrica y una de gas. El gas natural es mucho más económico que la electricidad. El coste de un kilovatio hora de consumo de gas natural puede ser un tercio más económico que el kilovatio hora de consumo en electricidad. Y esto es igual vivas en Extremadura o Tenerife Sin embargo, pese a ser más económicas en cuanto al consumo, su uso, mantenimiento y limpieza es más costoso.

Cocinas de gas: uso, mantenimiento y limpieza

Consejos para usar una cocina de gas de forma segura

Revisa la llama piloto

Las cocinas de gas antiguas disponen de llamas piloto que siempre están encendidas, aunque la cocina esté apagada. En las instrucciones verás si este es el caso de tu cocina de gas.

Para los modelos con llama piloto, deberás retirar las rejillas de las hornillas de la cocina y abre el panel de la cubierta. La llama piloto será una llama pequeña ubicada directamente debajo de los paneles de la cocina. Si esta llama está apagada pero hay un color raro en la vivienda, es probable que haya un escape de gas.

            Atento a la cocina

Esto no difiere mucho de una cocina eléctrica, pero debes estar atento mientras cocinas. Es más fácil que se cree un incendio en una cocina de gas. Es importante que las hornillas estén siempre a la vista.

La cocina de gas, sólo para cocinar

Seguro que no lo ibas a hacer, pero que no se te ocurra usar la cocina de gas como si fuera un calentador para la vivienda. Mantener mucho rato la cocina encendida aumenta la probabilidad de que haya una fuga de gas.

Silbido u olor

Si hueles algo parecido al huevo podrido o escuchas un silbido que provenga de la cocina, es probable que haya un escape.

No prendas fósforos, no uses linternas ni enciendas o apagues interruptores eléctricos si sospechas que hay una fuga.

Coloca un extintor en la cocina

Más vale prevenir que curar. No cuesta nada tener un pequeño extintor en la cocina por si ocurre un accidente en algún momento. Además, esparcir bicarbonato de sodio sobre la llama ayuda a detener el incendio.

Si ha sido un incendio con grasa, nunca eches agua ya que puede aumentar la fuerza de las llamas.

            No coloque cosas inflamables cerca

Ten cuidado con el paño de cocina, no es extraño que lo dejemos cerca de la cocina y se pueda producir un incendio. Además, todo objeto inflamable, lejos de la cocina, eso incluye los cigarrillos.

            Revisa que has apagado la cocina

Se nos puede olvidar a todos pero en una cocina de gas tiene mayor importancia. Si no la apagamos el gas seguirá saliendo sin nada que nos lo demuestre.

Cómo limpiar una cocina de gas

Suponemos que no es muy necesario, pero cuando vayas a limpiar la cocina, comprueba que está apagada. Puedes cortar, incluso, el suministro de gas para estar completamente seguro.

            1.Quita las hornillas

Quita la rejilla del hornillo y ponla en el fregadero. Cúbrelas con agua caliente y que se remojen durante un rato. Esto hará que la suciedad se reblandezca y sólo tengas que quitarla con el estropajo.

Quita también las tapas y repite el proceso.

            2.Suciedad de la superficie de la cocina de gas

Primero quitar toda la suciedad que pueda haber con un paño seco. Una vez hecho esto, echa una mezcla de agua y vinagre y deja que repose durante unos minutos. Retira con un paño húmedo o un estropajo.

            3.Coloca las hornillas y sus tapas

Es importante que estén totalmente secas al colocarlas, por  lo que puedes repasarlas con un trapo para asegurarte.

lunes, 16 de septiembre de 2019

Eficiencia y cocinas inteligentes


Una de las cosas que más urgen hoy en día a nivel mundial es el ahorro energético y la sostenibilidad. Puesto que aún no usamos energías 100% renovables en el nivel necesario, ahorrar energía nos permite ayudar a la sostenibilidad del planeta y, además, ahorrar en nuestras facturas de luz.

Y para conseguir esto uno de los mejores aspectos es la eficiencia energética y la domótica, uno de cuyos objetivos es el ahorro energético.

Eficiencia y cocinas inteligentes

Diferencia entre eficacia y eficiencia

La eficacia está relacionada con si el hecho se realiza o no y qué nivel de éxito ha tenido. Es decir, si el lavavajillas lava los platos, ha sido eficaz. En este caso no nos fijamos en aspectos de tiempo, calidad o gasto, sólo en si se hace o no.

La eficiencia, por otro lado, implica la capacidad para realizar algo adecuadamente. Cuando hablamos de eficiencia energética, nos centramos en la capacidad de realizar una acción pero con el menor gasto energético, aunque con la misma calidad.

Dos lavadoras que consiguen quitar una mancha de una camiseta son eficaces pero, si una usa menos recursos que la otra, será más eficiente.

Relacionado con los recursos (agua, tiempo, energía, y dinero) se encuentra el ahorro. Una cocina eficiente cuyos electrodomésticos gasten poco será una cocina que nos ayude a ahorrar.

Cocinas inteligentes

Está claro que uno de los aspectos de la vivienda que más gasta y que más tiempo consume es la cocina. El Internet de las cosas ya ha llegado a la cocina para facilitarnos la vida y ahorrarnos tiempo, necesitando, únicamente, de un dispositivo con conexión a Internet.

La eficiencia energética de los electrodomésticos no es el único aspecto del ahorro que se puede conseguir en la cocina, ya no sólo en dinero, sino también en tiempo. El tener que cocinar tras un duro día de trabajo o no saber a qué temperatura o en qué momento se ha cocinado lo que tienes en el horno son problemas actuales que están a punto de desaparecer.

Hornos programables a través de aplicaciones de móvil para que estén calientes al llegar a casa o que nos digan cuándo se ha cocinado algo son los aspectos más revolucionarios de la domótica en la cocina.

Pero no sólo eso, neveras que te hacen la compra u ollas que cocinan solas son algunos de los aspectos que nos van a hacer ahorrar tiempo y dinero en el futuro más próximo.

sábado, 7 de septiembre de 2019

Comer y dormir

La composición de algunos alimentos y hábitos dietéticos inadecuados se hallan en la raíz de muchos trastornos del sueño. La actividad del organismo durante la noche depende en forma conjunta y significante de la ingesta de alimentos.

Hay alimentos que por su particular composición nutritiva y según la cantidad ingerida afectan al sistema nervioso y tienen una acción directa sobre el sueño, algunos promueven el sueño y otros ayudan a permanecer despierto.


Los nutrientes que aumentan la síntesis de neurotransmisores y hormonas estimulantes del sistema nervioso central -dopamina, adrenalina y noradrenalina- dificultan el sueño; por el contrario, los que favorecen la liberación de reguladores relacionados con la sensación de relajación -melatonina, serotonina-, inducen al sueño.

Evitar las comidas abundantes y mejor tomar un refrigerio ligero antes de acostarse son dos consejos básicos para evitar el insomnio.

Comer y dormir: Alimentos que facilitan el sueño:

Cereales: arroz, pasta, pan, avena, cuscús, maíz.
Legumbres: judías, lentejas, garbanzos, soja.
Verduras y hortalizas: judías verdes, guisantes, berenjena, apio, tomate, papas, ajo, cebolla, lechuga, aguacate.
Frutas: plátano, ciruelas, nueces, avellanas, higos, melón, aguacate, dátiles.
Varios: leche, pavo, germen de trigo y levadura de cerveza. Omega 3 (pescado azul).
Infusiones relajantes que pueden ayudar a dormir: valeriana, tila, pasiflora, azahar, melisa y manzanilla.

Comer y dormir

domingo, 1 de septiembre de 2019

Trucos para ahorrar energía en tu cocina


Según un estudio, el 18 % de la electricidad que se usa en una vivienda van a parar a la cocina. Si bien es cierto que la parte fija de una factura de la luz (la que se paga por potencia contratada) es muy difícil de reducir, podemos llevar a cabo ciertos cambios que nos permitirán ahorrar al máximo la electricidad gastada en la cocina.

Trucos para ahorrar energía en tu cocina


1.Electrodomésticos eficientes

Puede que tengas que cambiar algún electrodoméstico de tu cocina. Si es así, cómpralos con una buena eficiencia energética. Aunque sean un poco más caros, a la larga te saldrá rentable.

2.Aparatos eléctricos, los justos

A todos nos gustaría ser chef profesionales y tener un sinfín de aparatos para cocinar pero, seamos realistas ¿los usaríamos normalmente? Si la respuesta es negativa, no compres aparatos que no vayas a usar.

3.Temperatura de la nevera

Adapta la temperatura de tu frigorífico a la estación en la que estés. Si hace más frío, puedes subir la temperatura de tu nevera y viceversa.

4.La nevera se abre poco

Cada vez que abrimos la puerta de la nevera, se pierde frío y tiene que hacer más gasto. Abre la nevera sólo cuando sea necesario.

5.Localización de la nevera

Alejada de cualquier fuente de calor y a una distancia prudencial de la pared, para que pueda disipar el calor.

6.Utensilios de cocina

Si vas a cocinar con una sartén pequeña, no uses el fuego más grande. Deja las ollas tapadas mientras estén al fuego para evitar que se pierda mucho calor. Cómprate una olla a presión, gastan mucho menos.

7.El horno

Cuando vayas a usar el horno, intent cocinar varias cosas a la vez o, al menos, una detrás de otra. Intenta abrir la puerta del horno lo menos posible ya que se pierde calor (Casi el veinte por ciento).

8.Apaga lo que no uses

El único electrodoméstico que tiene que estar siempre funcionando es la nevera. El resto, apágalo cuando no lo estés usando.

9.Vitrocerámica

Si tu cocina es vitrocerámica aprovecha el calor residual. Apaga el fuego unos cinco minutos antes y así terminará de cocinarse sin gastar, lo mismo sucede con el horno.

10.Microondas

Tanto calentar alimentos como cocinar determinadas cosas, es mucho más económico al microondas.

sábado, 17 de agosto de 2019

Cuánto consumen las cocinas de luz y gas

Igual estás pensando en cambiar tu cocina porque se ha quedado anticuada o ya no funciona bien. Una vez que has decidido cambiarla, entra en juego la discusión entre poner cocina de luz o gas. Por un lado, el coste de este tipo de cocinas es diferente (las eléctricas suelen ser más caras) y, por otro lado, la electricidad o el gas tienen precios diferentes.

En términos generales, el gas natural es el combustible más económico que podemos usar en nuestras cocinas y, además, las cocinas de gas suelen ser más económicas que las cocinas que funcionan con electricidad.

Cuánto consumen las cocinas de luz y gas

Cocinas eléctricas

Bien es cierto que la luz es, en general, más cara que el gas. EL precio de un kilovatio/hora de la luz puede llegar a ser tres veces más caro que el del gas. Un kilovatio hora de luz podría estar, en un horario normal, en torno a los 0,13 euros/kwh, mientras que el de gas natural (dependerá del tipo de tarifa) pero puede estar en torno a los 0,04 o 0,05 euros/kwh.

Ante todo, si vas a comprar una cocina eléctrica, compra una que tenga la mayor eficiencia energética. Los electrodomésticos más eficientes son aquellos que, para dar el mismo nivel y calidad de funcionamiento, requieren de menos gasto eléctrico. Tener una cocina eficiente implicará un menor consumo eléctrico que una normal, lo que haría que este tipo de cocinas saliera, a medio plazo, más económica.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que podemos cambiar nuestra tarifa de luz y poner discriminación horaria. Este tipo de tarificación divide el día en dos periodos, uno de ellos mucho más económico (periodo “nocturno”). Si tus horarios son compatibles con este tipo de tarifas y vas a cocinar las cosas más “grandes” en el horario barato, notarás una gran bajada en tu factura.

Por otro lado, las vitrocerámicas de inducción, las cuales funcionan con electricidad, se apagan muy rápido por lo que no dejan calor residual y no hacen gasto extra. Además, también se calientan muy rápido por lo que reducen el consumo al encenderse.

Cocinas de gas

Dentro de este tipo de cocinas encontramos tres combustibles posibles: el gas natural, el propano y el butano.
Para empezar, el gas natural es el más económico de estos gases y, también, es más económico que la luz. Sin embargo, el gas natural no está al alcance de todo el territorio por lo que, mucha gente, sigue teniendo que hacer uso del propano y el butano.

Para empezar, en general es más económico el propano. Sin embargo, si sólo puedes utilizar bombonas de propano y no se cocina mucho, es más económico el butano.

El precio del propano a granel o canalizado se situaría detrás del gas natural. Además es más cómodo que las bombonas.

El hecho de que el propano o el butano sólo lo puedas usar en bombona hará que tengas que estar pendiente del cambio de bombona o te quedarás sin cocina. El gas natural o el propano canalizado permiten un suministro continuo por lo que, además de por el precio, también podemos elegirlo por su comodidad.